Forbes

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) propone crear dos bolsas de 200 millones de dólares (mdd) cada una para apoyar la educación; la idea es que la mitad de los recursos provengan del sector público y, la otra parte, del privado.

El primer monto servirá para fortalecer la educación secundaria y media superior en México, mientras que el segundo tiene la finalidad de contribuir al desarrollo de escuelas seguras, en el marco del Plan de Desarrollo Integral, que incluye al Triángulo Norte de Centroamérica (Guatemala, El Salvador y Honduras) y el sur de México.

Por este motivo, el organismo internacional ha tenido acercamientos con diferentes actores del sector privado para que contribuya con recursos. En el caso de México, ya platicó con Carlos Slim, quien se mostró interesado en sumarse a la propuesta de Unicef.

Hay muchos países que son muy buenos en el involucramiento de las compañías en el desarrollo de la infancia, ya que tienen leyes y regulaciones que lo hacen sencillo; pero hay otros donde resulta más difícil, dice Henrietta H. Fore, directora general del organismo.

“México está en medio, pero podría volverse excelente y estar en la cima del mundo, así que éste es un gran llamado a la acción para convertirse en el mejor del mundo en estas asociaciones público-privadas [como Generation Unlimited] y compartir alianzas de valor”, dice.

La dirigente de Unicef afirma que las empresas sí están pensando en la protección de los niños, en términos de filantropía y de fabricación de productos adecuados para ellos, pero aún no lo suficiente.

“La mayoría de las compañías no están ubicando a niños y jóvenes en el centro de sus estudios para [desarrollar] productos, pero, si lo hicieran, verían que este grupo necesita tener más información sobre lo que es seguro para ellos, para que puedan tomar decisiones durante toda su vida. Necesitamos educarlos para esto”, ahonda.

Desde su punto de vista, la propuesta de reunir 200 mdd para México se ajusta a la iniciativa Jóvenes Construyendo el Futuro, programa ya implementado por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Te puede interesar: México y Unicef trabajarán juntos en favor de niños migrantes

¿Cómo se conforman esas dos bolsas de 200 mdd?

Unicef propone la creación de dos bolsas de 200 mdd cada una. Se sugiere que, para cada una, 50% provenga del sector público y 50% del sector privado.

La primera se centra en México, en la educación secundaria y media superior.

La segunda iniciativa trata sobre lo que el presidente [López Obrador] anunció ayer [20 de junio], para que la Cepal [Comisión Económica para América Latina y el Caribe] y las compañías de los países del Triángulo Norte [El Salvador, Guatemala y Honduras] y México creen, como grupo, una iniciativa de escuelas seguras, para que adolescentes y jóvenes permanezcan en las escuelas de sus países y para que visualicen que pueden crear un sustento, aprender cosas y, así, se mantengan viviendo en sus hogares.

Para lograrlo, necesitamos que todos los gobiernos de la región sean parte de esto; necesitamos a las empresas privadas para que nos ayuden en estos países con educación y desarrollo de habilidades.

La iniciativa Generation Unlimited, de Unicef busca preparar adolescentes y jóvenes, se está enfocando en estudiantes de escuelas secundarias, en su currículo, en lo que están aprendiendo, porque ellos necesitan habilidades básicas en literatura y números; necesitan transformar sus habilidades: cómo se comunican, cómo se expresan, cómo ir a una oficina o cómo convertirse en emprendedores.

Ellos también necesitan desarrollar habilidades ocupacionales para, más adelante, convertirse en ingenieros, carpinteros, operarios en plantas automotrices, enfermeras, profesores, etcétera. Así, las empresas pueden ayudar ofreciendo plataformas, productos, servicios, o su personal puede brindar asesorías y capacitación a los jóvenes; también pueden crear programas de trabajo y estudio o tener a sus empleados ayudando en escuelas locales para que los jóvenes comiencen a proyectar sus vidas a futuro y conozcan las actividades que pueden realizar.

¿Quiénes se han mostrado interesados en participar?

Hablamos con la Fundación Carlos Slim. Están muy interesados en el programa Aprende, que es un programa gratuito de aprendizaje en línea. Pero, esta mañana [21 de junio], tuvimos un desayuno con más empresas y asociaciones que aceptaron tomar este reto para lograr los 200 mdd para México y los 200 mdd para Centroamérica y para hacer match con el liderazgo del gobierno. Así que será un liderazgo muy fuerte para México.

¿Qué sucedió en su reunión con Slim?

Carlos Slim tiene una maravillosa organización y es una excelente persona con liderazgo, que ha pensado en la educación y en el desarrollo de habilidades para los jóvenes; pero también está pensando en la expansión industrial y en lo que se necesita para ello. Éste es un problema donde se necesitan dos cosas: que podamos construir la infraestructura, y que la gente sea quien la diseñe y que sea capaz de utilizarla.

También está muy interesado en los temas de migración, porque las migraciones en esta región son muy fuertes. Estuvimos en Honduras y vimos que, simplemente, no se tienen suficientes empleos para la gente y, como resultado, muchos hondureños están preocupados por el tipo de trabajo que tienen o que pueden llegar a obtener. Asimismo, hay una gran preocupación por la violencia y la pobreza en la sociedad.

Y es que los impactos del cambio climático han hecho que los cultivos locales, como el café, se vean afectados, lo que significa que hay muchas personas sin medios para vivir. Si no hay escuelas o medios de subsistencia, la gente tiende a migrar a un lugar donde pueda contar con una buena escuela para sus hijos o donde pueda ganarse la vida.

Así que las personas están en movimiento a través de Centroamérica, Sudamérica, llegando a México y saliendo de él, por lo que todos debemos pensar en cómo podemos ayudar con soluciones temporales y a largo plazo, porque esto no va a ser un problema de un día, una semana o un mes: es para los próximos años.

Por ello, la Fundación Carlos Slim está interesada en lo que pueden hacer con los centros digitales. Necesitamos que todas las escuelas del mundo estén conectadas digitalmente, y nos gustaría contar con más empresas y fundaciones que apoyen esta idea.

 

Siguientes artículos

Las tecnologías digitales en la gestión de talento
Por

La digitalización supone en primer lugar un cambio sustantivo en la cultura organizacional, el estilo de liderazgo de la...