El presidente Trump dijo en una reunión de legisladores y gobernadores estatales que estaba ordenando a sus asesores que se reincorporen al acuerdo comercial multinacional conocido como la Asociación Transpacífico, ya que la Casa Blanca intenta encontrar formas de proteger al sector agricultor, que podría verse gravemente perjudicado por las políticas comerciales del presidente.

Reincorporarse al pacto comercial sería un cambio sorprendente en la política de Trump, quien durante mucho tiempo criticó el acuerdo y se retiró de él en enero pasado, en su primera gran acción comercial, publicó The New York Times.

El presidente ha sostenido durante mucho tiempo que prefiere negociar acuerdos comerciales uno a uno, una táctica que dice le da a Estados Unidos una mejor influencia sobre sus socios comerciales.

Lee también Acuerdo en el TLCAN está cerca, dice Trump, pero no pone fecha

Pero el riesgo de una creciente guerra comercial con China ha aterrado a los granjeros y ganaderos estadounidenses, que envían muchos de sus productos al exterior.

PUBLICIDAD

China ha respondido a la amenaza de Trump de aranceles sobre productos chinos por un valor de hasta 150 mil millones de dólares mediante la aplicación de sus propios aranceles a la carne de cerdo estadounidense y amenazando los impuestos a la soja, el sorgo, el maíz y la carne.

La respuesta agresiva de China a los aranceles de Trump está dirigida directamente a productos producidos en el corazón de Estados Unidos, una región que ayudó a enviarlo a la Casa Blanca. Una guerra comercial con China podría ser particularmente devastadora para las economías rurales, especialmente para los porcicultores y los productores de soja y maíz.

Casi dos tercios de las exportaciones de soja de los Estados Unidos van a China.

La administración de Trump dice que ordenó al Departamento de Agricultura crear un programa para ayudar a los agricultores afectados por el comercio. Los asesores comerciales dicen que el departamento podría usar un programa conocido como Commodity Credit Corporation para comprar potencialmente miles de millones de dólares en cultivos de agricultores estadounidenses perjudicados por los aranceles.

Pero un programa de este tipo requeriría mucho tiempo y sería costoso, y se produciría a medida que el déficit presupuestario siga aumentando. Muchos agricultores estadounidenses sostienen que la forma más fácil de ayudarlos es evitar una guerra comercial con China en primer lugar. Y muchos economistas dicen que la mejor manera de combatir una China en ascenso y presionarla para que abra su mercado es a través de acuerdos comerciales multilaterales como la Asociación Transpacífica, que crea términos comerciales favorables para los participantes.

El jueves, senadores republicanos, congresistas y gobernadores de Iowa, Nebraska, Dakota del Norte, Kansas, Texas y otros estados agrícolas se reunieron con el presidente para expresar sus preocupaciones.

El senador Ben Sasse, republicano de Nebraska, dijo que era “una buena noticia” que el presidente hubiera ordenado a su asesor económico, Larry Kudlow, y a su negociador comercial, Robert Lighthizer, que analizaran la posibilidad de reincorporarse al acuerdo. “Lo mejor que Estados Unidos puede hacer para rechazar las trampas chinas ahora es liderar a las otras 11 naciones del Pacífico que creen en el libre comercio y el estado de derecho”, dijo Sasse en un comunicado.

El senador Charles E. Grassley, republicano de Iowa, dijo en un tweet el jueves que los senadores estatales que asistieron a la reunión habían expresado su preocupación por el “nerviosismo entre los granjeros” debido a las represalias chinas.

 

Siguientes artículos

spacex X-37B
SpaceX busca recaudar 507 mdd en una nueva ronda de financiación
Por

La compañía dirigida por Elon Musk, buscará este financiamiento en una nueva ronda, valorando a la firma en alrededor de...