El mandatario mexicano reconoció que existen algunas diferencias entre el reporte realizado por el grupo de expertos independientes y la investigación hecha por la PGR, por lo que se realizarán nuevos peritajes.

 

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, dijo que el gobierno federal continúa con la búsqueda de los 43 estudiantes de la Normal de Maestros de Ayotzinapa desaparecidos el 26 y 27 de septiembre de 2014 y aseguró que las investigaciones seguirán hasta que todos los responsables sean llevados ante la ley.

PUBLICIDAD

“El caso continúa, la investigación no ha terminado y será el poder judicial quien determine cuándo deba de concluirse. La propia búsqueda sigue adelante, actualmente se realiza de manera individualizada, a petición de los propios padres de familia”, declaró el mandatario durante la inauguración del camino de acceso a la zona industrial de San José Chiapa, Puebla.

La tarde del domingo, un grupo de expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que revisó la investigación sobre la posible masacre de los estudiantes, puso en entredicho la conclusión oficial de que los jóvenes fueron incinerados en un basurero, como declaró en noviembre del año pasado, el ex procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, y adjudicó responsabilidad por los hechos a fuerzas federales.

Ante ello, el mandatario mexicano expresó su reconocimiento al trabajo realizado por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) y aseguró que el informe, de casi 500 páginas, muestra algunas diferencias con la investigación realizada por la Procuraduría General de la República (PGR).

“Hay algunas diferencias de las diligencias realizadas entre la PGR, éstas podrán superarse con nuevos peritajes que nos permitan tener mayor certeza de lo que  aconteció, en particular, sobre los hechos ocurridos en Cocula y habrá de realizarse para tal propósito un nuevo peritaje.”

Asimismo, el mandatario mexicano dijo que el informe confirma la participación y responsabilidad de policías municipales de Iguala y de Cocula junto con el crimen organizado.

Peña Nieto declaró que hasta la fecha, 110 personas han sido aprehendidas y ya ha dado indicaciones a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) para convenir con la CIDH la ampliación del mandato del grupo de expertos independientes, con el propósito de que concluyan su trabajo.

Respecto a la petición de los padres de los 43 estudiantes sobre tener una reunión, el presidente de México reiteró su disposición.

“Durante estos meses, el gobierno de la República ha estado cerca de los padres de las víctimas. No sólo me he reunido personalmente con ellos, también lo han hecho diversas autoridades federales y quiero que sepan que tengo total disposición para reunirme nuevamente con los padres una vez que estén presentes todos los integrantes de la comisión de expertos de la CIDH.”

Además, agregó que es responsabilidad del gobierno y fuerzas de seguridad mexicanas esclarecer los hechos ocurridos hace casi un año.

Con la finalidad de que no vuelvan a ocurrir sucesos similares, el mandatario argumentó que presentó una reforma para combatir la infiltración del crimen organizado en las autoridades locales, para fortalecer a las instituciones y redefinir el sistema de competencias en materia penal, adicionalmente, el Ejecutivo federal presentará una iniciativa para prevenir, sancionar y erradicar la tortura, y una más para la desaparición forzada de personas.

 

Siguientes artículos

“Escasez” de oro, en máximo de siete años
Por

La respuesta a esta escasez tiene que ver con la debilidad económica que sufre el mundo: cada vez que se aproxima una gr...