Este texto fue publicado originalmente el 31 de mayo de 2017

 

En un momento donde cuesta ver iniciativas que apoyen el desarrollo de deportes como el tenis en el país, la Cabo Cup alza la mano a favor de la juventud y la infancia de México.

Forbes tuvo la oportunidad de acercarse a Andrea Huerta, directora de Marketing y Relaciones Públicas del Abierto Mexicano Mifel, presentado por Cinemex, que se disputa en Los Cabos, para platicar sobre esta iniciativa.

PUBLICIDAD

“Cabo Cup es un circuito de tenis que se lleva a cabo para impulsar el deporte en el país”, declaró Andrea Huerta.

Se hace con el objetivo de impulsar el deporte en el país, para apoyar al talento que hay dispersos por el país y para promocionar el Abierto Mexicano Mifel, que tendrá lugar en Los Cabos del 31 de julio al 5 de agosto.

Hay que recordar que Mextenis pertenece a Pegaso y se encarga de organizar los Abiertos de Acapulco, categoría 500 y Los Cabos de categoría 250. Por eso su objetivo ahora es sembrar semillas para que el tenis crezca en México.

“Si hago un torneo profesional dependo de que seas fan o no. Yo lo que quiero es que empieces a jugar más y te involucres más en el deporte, entonces después atraerte a los magnoeventos”, dice Huerta.

 

Plan de desarrollo

El torneo está enfocado tanto a adultos como a niños y se desarrolla en 11 ciudades de la Republica Mexicana, casi todas en el norte del país. Principalmente por su cercanía a Los Cabos, donde se llevará a cabo el Abierto Mexicano Mifel.

Las ciudades elegidas por orden de los torneos son: Los Cabos, por ser la ciudad sede del torneo, Monterrey, Puerto Vallarta, Los Mochis, Guadalajara, Puebla, Pachuca, Culiacán, Ciudad Obregón, Chihuahua y se cierra en La Paz una semana antes del comienzo del Abierto.

Desde la organización son conscientes que hay muchas ciudades por cubrir y han recibido peticiones para acudir con el torneo a ellas, pero de momento se centran en las cercanas a Los Cabos. Además, organizarlo en cada sede significa un gasto elevado de recursos. Aunque desde la organización esperan que en el futuro próximo sean 32 sedes.

Cada torneo se realiza en un club sede de la ciudad elegida. El torneo se juega de viernes a domingo. Los viernes siempre se invita a la prensa local para dar a conocer el torneo y que ayude en el crecimiento del deporte a través de la difusión del torneo.

El proyecto está abierto tanto para adultos en las categorías A,B,C y D y niños de 10 a 12 años, y otra para jóvenes de 14 años. El costo de inscripción es de 400 pesos por persona. Cada niño al inscribirse recibe un kit integrado por una mochila, una gorra conmemorativa y más sorpresas de los patrocinadores.

Los partidos para los adultos tan solo son la modalidad de dobles, ya sean del mismo sexo o mixtos. Los niños y niñas juegan en singles.

El atractivo de este torneo es la categoría de niños de 14 años, donde además de proclamarse campeones de su sede, tienen el incentivo de ir a Los Cabos a la final de campeones, donde lucharán por ser el mejor de su categoría.

La copa de campeones se llevará al mismo tiempo que el Abierto Mexicano Mifel, presentado por Cinemex en modalidad de eliminación directa. El premio aquí es obtener un patrocinio de un año por parte de la marca Wilson al campeón. Un plus es que el niño que se corone campeón de la Cabo Cup obtendrá su trofeo de las manos del campeón del Abierto frente todo el público después de la final.

La razón por la que se hace esta dinámica en categoría masculina atiende a que como el Abierto tan solo es categoría masculina, a la organización le parecía razonable hacerlo así. Lo que no elimina la posibilidad de realizar una categoría femenina en un futuro.

Al final de cada torneo y después de la ceremonia de premiación se sortean para todos los participantes cuatro boletos dobles para poder presenciar el torneo los días lunes, martes y miércoles.

Además, en la última sede, La Paz, se hará entre todos los participantes de todas las sedes un sorteo de un viaje todo pagado a Los Cabos.

Esta no es la primera edición, el año pasado se llamó Vamos a Los Cabos, pero tan solo contó con siete sedes y no tenía el nivel de organización actual, donde todos los patrocinadores como Mifel, Cinemex, Fly Emirates o la marca México participan íntegramente.

Un salto de calidad se dio gracias al apoyo de la CONADE, a la cual le presentaron el proyecto. A través de la Federación Mexicana de Tenis ayuda otorgando una cantidad de recursos que sirven para cubrir los gastos de cada torneo.

 

Falta de apoyo al deporte

Ante la pregunta de si faltaba apoyo en el tenis mexicana , Huerta contestó: “Sin duda”. Pero reconoció que cada vez más marcas se interesan por eventos deportivos y es bueno poder relacionar a una marca con temas de salud en un momento donde nuestro país ocupa los primeros puestos en lo que a obesidad se refiere.

Ante la pregunta por la crisis en el tenis, donde difícilmente se encuentra a un mexicano bien situado en los rankings, además de la falta de apoyo al deporte, la directora de Marketing y Relaciones Publicas del Abierto de los Cabos cree que hay un problema de acceso.

El tenis es un deporte enfocado a la gente de clases A y B, donde la mayoría de las canchas son privadas y hay muy pocas públicas. Y eso perjudica a gente que quizá tiene el talento pero por sufrir un problema de acceso no puede mostrarse para que las marcas lo apoyen.

Además hay que tener en cuenta las variables como un niño con talento, con facilidades, predisposición y apoyo familiar.

Afirmó Andrea Huerta que la inversión privada sí existe, y que lo que falta son iniciativas, como poner más clínicas públicas o dar clínicas que puedan ayudar.

Y con este volver a tener representación mundial en el tenis, porque si ahora con poco acceso sale algún tenista si hay apoyo esto crecería bastante.

 

Planes del torneo

De momento, el reto es ampliar el numero de sedes y así poder atender la gran demanda que ha tenido esta iniciativa.

También es crecer el promedio de participantes. Actualmente son en promedio 100 por sede.

Otro de los objetivos a medio plazo es poder crecer la final de campeones a las niñas y poder invitar actores internacionales del deporte para apoyarlos y que más jóvenes mexicanos puedan verse beneficiados de esta iniciativa.

A largo plazo el reto es hacer un torneo más grande que pueda ser una especie de Apertura en el Abierto de Los Cabos y un Clausura en Acapulco, llegando a más gente y ofreciendo la posibilidad a los jóvenes de luchar por coronarse en ambos lugares.

En definitiva y en palabras de Andrea Huerta, “la idea es cada vez más darle apoyo a los niños, crear algo más importante en el tema juvenil. Al fin y al cabo son nuestras promesas”.

 

Siguientes artículos

gas shale
Gas shale, un mal negocio para México
Por

Analistas coinciden en que además de que su extracción contamina la atmósfera con sustancias altamente tóxicas, el energ...