Durante el mes de agosto, se registró un descenso de un 1.1%, impulsado principalmente por la débil manufactura en las fábricas que disminuyó un 1.2%.

 

Reuters

LONDRES – La producción industrial británica sufrió una inesperada caída en agosto luego de que la actividad de las fábricas se redujo, mostraron datos oficiales el miércoles, arrojando dudas respecto al mensaje positivo de la economía ofrecido por las encuestas del sector privado.

PUBLICIDAD

La producción industrial británica cayó un 1.1% en una tasa intermensual en agosto, su mayor declive desde septiembre del 2012, tras haber subido un 0.1% en julio.

Esto fue mucho más débil que el aumento del 0.4% pronosticado por los economistas, y contrasta fuertemente con noticias optimistas de las encuestas del sector privado de la industria manufacturera.

El índice de gerentes de compras (PMI, por su sigla en inglés) elaborado por Markit/CIPS mostró en agosto el aumento más rápido de la actividad en dos años, y una encuesta trimestral de la Cámara Británica de Comercio mostró que las ventas de las fábricas aumentaron a su ritmo más acelerado desde principios de 1990.

La caída en la producción industrial de agosto fue impulsada por un fuerte descenso de la manufactura, que cayó un 1.2% en el mes, en contraste con los pronósticos de los economistas de un aumento del 0.4%.

 

Siguientes artículos

Manifiesto de la Nueva Escuela Austríaca de Economía
Por

El autor de este blog, como miembro de la Escuela, ha sido partícipe de dicho encuentro y trae a sus lectores los aspect...