Fue el mayor declive desde agosto del año pasado y puso fin a tres meses consecutivos de avances.

 

Reuters

WASHINGTON – Los pedidos de bienes duraderos en Estados Unidos registraron en julio su mayor caída en casi un año, mientras que una medición del gasto planeado por las empresas en bienes de capital se desplomó en el mes, lo que proyectó una sombra sobre la economía a comienzos del tercer trimestre.

PUBLICIDAD

El Departamento de Comercio dijo que los pedidos de bienes duraderos bajaron un 7.3% debido a que la demanda de bienes desde aeronaves a computadores y equipamiento de defensa cayó.

Fue el mayor declive desde agosto del año pasado y puso fin a tres meses consecutivos de avances.

Los pedidos de estos bienes, que van desde tostadoras hasta aeronaves, habían subido un 3.9% en junio.

Economistas consultados por Reuters pronosticaban que los pedidos de bienes duraderos caerían un 4.0% el mes pasado.

Los pedidos de bienes de capital fuera del sector de defensa y excluyendo aeronaves -un indicador seguido de cerca para observar los planes de gastos de las empresas- cayeron un 3.3% rompiendo con cuatro meses consecutivos de alzas. Se trató de su mayor declive desde febrero.

Los pedidos de los llamados bienes de capital subyacentes subieron a una cifra revisada de 1.3% en junio.

Los economistas pronosticaban que esa categoría aumentaría un 0.5% en julio tras un incremento informado previamente de un 0.9% en junio.

La baja en pedidos tanto de bienes duraderos como de capital sugiere que las manufacturas probablemente no repuntarán tan rápido como esperaban muchos economistas tras registrar una desaceleración a comienzos de año.

Eso, combinado con una ralentización en la construcción residencial y en las ventas de casas nuevas, implica que la economía no se aceleraría mucho desde la tasa anual del 1.7% del segundo trimestre.

Apuntando a un inicio flojo en el gasto empresarial, los envíos de bienes de capital subyacentes -usados para calcular el gasto en equipos y software en el reporte del Producto Interno Bruto (PIB)- cayeron un 1.5%

La baja, que se produce pese al incremento en los pedidos del mes previo, probablemente se relaciona con el hecho de que no todos los componentes de esa categoría se ajustan estacionalmente. La categoría tiende a declinar a comienzos del trimestre.

Los envíos habían bajado un 0.8% en junio.

“Aunque el declive en la lectura general no fue una gran sorpresa, los débiles detalles del reporte hacen dudar sobre la mejora en el panorama en los últimos meses, mejorando el panorama para la inversión empresarial”, dijo Andrew Grantham, economista de CIBC World Markets, en Toronto.

Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense subían tras la publicación del dato, mientras que el dólar extendía sus pérdidas contra el yen.

Las acciones cotizaban estables.

 

Pedidos de boeing

El mes pasado, los pedidos de bienes duraderos fueron contenidos por un desplome de un 19.4% en las órdenes por equipamiento de transporte. Eso reflejó una caída de un 52.3% en los pedidos de aviones civiles.

Boeing recibió pedidos por 90 aeronaves en julio, menos que los 287 aviones del mes anterior, según información publicada en su sitio web. Las órdenes de vehículos motorizados subieron un 0.5% tras aumentar un 0.2% el mes previo.

Incluso excluyendo transportes, la demanda por bienes manufacturados de larga duración fue débil en casi todos los sectores. Los pedidos excluyendo transportes bajaron un 0.6%

Hubo declives en pedidos de computadores, productos electrónicos, equipamiento eléctrico, electrodomésticos y componentes.

Las órdenes por maquinarias y metales primarios se mantuvieron planas. Los pedidos de bienes de capital de defensa se desplomaron un 21.7% en julio tras registrar fuertes incrementos en los meses previos.

 

Siguientes artículos

Telefónica mejora oferta por E-Plus; Slim la acepta
Por

El dueño del grupo mexicano América Móvil ha manifestado su interés de hacerse con el control del operador holandés KPN...