Por Pinchas Cohen | Investing.com

Las acciones de Netflix (NASDAQ:NFLX) se desplomaron ayer, cayendo un 14%, hasta 343.89 dólares tras el cierre de la jornada. El gigante del video en streaming decepcionó a sus inversionistas con posiblemente su lectura más crítica durante la presentación de resultados del lunes, que tuvo lugar tras el cierre del mercado.

Netflix ha añadido 670,000 suscriptores de Estados Unidos en el segundo trimestre, poco más de la mitad de los 1.23 millones de clientes nuevos que había previsto en abril. La cifra correspondiente en el caso de los suscriptores en el extranjero también decepcionó, 500,000 unidades por debajo de las previsiones del mes de abril. En total, Netflix ha ganado 5.2 millones de usuarios en el último trimestre. Eso es un millón menos del objetivo de la propia empresa.

Aun así, las nuevas cifras de suscripción no descendieron en relación con el trimestre anterior. Simplemente se han mantenido constantes. Además, los resultados de Netflix siguen superando las expectativas de los analistas. La compañía anunció unos beneficios de 384.3 millones de dólares, u 85 centavos por acción. La previsión media de los analistas, según Zacks Investment Research, hablaba de un BPA de 80 centavos.

PUBLICIDAD

Sin embargo, comparado con el ambicioso objetivo interno de la empresa, de repente tras el informe a los inversionistas les parecen demasiado caras sus acciones.

 


El descenso de las acciones ha sido de más del doble de la caída del 6.3% del 25 de junio tras conocerse las restricciones de China en cuanto a las inversiones en empresas tecnológicas de Estados Unidos. Aunque esto supone la mayor caída en casi dos años, la venta masiva de ayer se llevó más de 10,000 millones de dólares de capitalización de mercado de la empresa.

Aunque la empresa se ha mantenido por debajo de su línea de tendencia alcista desde el comienzo del año, sigue encontrando apoyo en 343.89 dólares (línea roja) por encima de los máximos de marzo y abril, así como por encima del DMA 100. Eso es casi el doble de donde se situaban las acciones de Netflix a principios de 2018. ¿Podría ser esto una oportunidad de compra?

 

Estrategias de trading – Preparación de posición larga

Los traders conservadores podrían querer esperar un nuevo pico por encima de 423.21 dólares, máximos del 21 de junio, para confirmar la tendencia alcista antes de comprometerse con un posicionamiento.

Los traders moderados podrían posicionarse si el precio vuelve a situarse por encima de la línea de tendencia alcista, en 370 dólares, por el ángulo actual.

Los traders agresivos podrían arriesgarse a posicionarse, si el precio demuestra un apoyo, con al menos una vela larga verde por encima de los picos de marzo y abril.

Los traders muy agresivos podrían “animarse” tras establecer un punto de entrada y salida que les proporcionaría una relación riesgo-recompensa mínima de 1:3.

Ejemplo de operación

Entrada: 360 dólares
Orden de minimización de pérdidas: 350 dólares (cifra psicológica redondeada)
Riesgo: 10 dólares
Objetivo: 400 dólares (cifra psicológica redondeada)
Recompensa: 40 dólares
Relación riesgo-recompensa: casi 1:4

 

Siguientes artículos

Foto: Angélica Escobar/Forbes México.
Peso cae ante un dólar más fuerte tras comentarios del jefe de la Fed
Por

La moneda mexicana cotizaba en 18.99 por dólar, con una baja de 0.56%, o 10.60 centavos, frente a los 18.884 del precio...