La calificadora Moody’s puntualizó que los gobiernos latinoamericanos y las compañías petroleras nacionales enfrentan mayores presiones por la caída de los precios.

Países de la región como Venezuela y Trinidad y Tobago tienen una mayor sensibilidad a la caída de los precios del petróleo. No obstante, naciones como Brasil, Colombia y México cuenta con economías más diversificadas.

A pesar de contar con economías con una mayor variedad, Moody’s señaló que Petróleos Mexicanos (Pemex) y Petróleo Brasileiro (Petrobras) están presionados por la caída en los precios del crudo y el aumento de su deuda.

“El potencial de incremento en los pasivos contingentes provenientes de sus compañías petroleras podría generar presión a la baja en los fundamentales crediticios soberanos”, indicó la agencia.

En un reporte, Moody’s indicó que mientras el flujo efectivo de las empresas permanezca deprimido, éstas continuarán recortando inversiones de capital y vendiendo activos.

“Muchas de estas compañías tienen obligaciones sociales considerables, lo cual limita su flexibilidad para adaptarse a la reducción de los precios del petróleo e incrementa el riesgo que necesiten apoyo gubernamental”, añadió.

El flujo de capital para la industria mundial del petróleo y gas se contrajo más de un 20% en 2015, se espera una modesta recuperación esperada de2016, dijo Moody’s.

La firma advirtió que las empresas que se dedican a la perforación, así como a otros servicios petroleros experimentarán un aumento de tensión en su parte financiera, debido a la falta del flujo de capital, mientras que las obligaciones de servicio de deuda siguen siendo significativas.

Al mismo tiempo, las transferencias de los gobiernos a las empresas petroleras estatales se verán limitadas como el caso de México y Trinidad y Tobago.

 

Siguientes artículos

Motorola trae a México su nueva familia Moto G
Por

La línea de gama media de Moto tiene tres integrantes que tienen el foco puesto en el rendimiento y la calidad de su cám...