El sector financiero es de los que más ataques cibernéticos registra, siendo las principales amenazas el hackeo a cajeros automáticos (ATMs), transferencias electrónicas fraudulentas y la fuga de datos de los clientes, entre otras.

En México, todos los cajeros son físicamente hackeables, comenta Juan Carlos Carrillo, asociate partner en IBM México, durante el Seminario de Ciberseguridad Financiera de la firma NYCE.

En el país existen alrededor de 151,000 ATMs, según datos a diciembre de 2018.

Ante este panorama, el experto señala que el banco debe hacer pruebas en su infraestructura, lo que incluye los cajeros automáticos, con la finalidad de detectar si tanto el hardware como el software son seguros.

En lo que se refiere al usuario final, el especialista indica que hay mayor seguridad en ATMs dentro de bancos que en plazas comerciales, al tiempo en que recomienda evitar disponer de efectivo en horarios nocturnos.

“Normalmente, un cajero dentro de una sucursal del banco es más seguro que en un centro comercial…Para los horarios de cajeros, no ir de noche y fijarte que no te estén siguiendo”, comentó Carrillo.

Por otra parte, indicó que entre los desafíos de las organizaciones financieras se encuentra la idea de que todos dentro de la red son de confianza; los controles de seguridad insuficientes en la red interna, como el cifrado de la red, los controles de acceso del usuario, las contraseñas y cuentas antiguas abiertas; así como contar con controles de auditoría interna débiles.

Los sectores más atacados son el financiero y de seguridad por tercer año seguido, 19% del total de ataques e incidentes en 2018 a nivel global, de acuerdo con un reporte de IBM.

Te puede interesar:

Donald (Trump) y 12345: las contraseñas más hackeables del 2018

 

Siguientes artículos

3 satélites y Facebook para llevar internet accesible a zonas rurales
Por

La empresa de telecomunicaciones Viasat ha desarrollado tecnología satelital por más de 30 años y actualmente construye...