Por Maurice Armitage*

Cali, la tercera ciudad más grande de Colombia y una de las de mayor crecimiento en el país, enfrenta retos de acceso a servicios fundamentales, entre ellos a una educación de alta calidad. Transformar esta realidad se convirtió en uno de los principales compromisos de la Alcaldía la ciudad con la colaboración con 100 Ciudades Resilientes, red de la cual Cali hace parte.

“Mi Comunidad es Escuela” es el proyecto que enmarca estas iniciativas y que no tiene precedentes en el país y que busca romper paradigmas sobre la educación y lo que esta puede hacer por la ciudad. El proyecto se compone por una serie de acciones concretas para transformar la educación en la ciudad en términos de calidad e infraestructura, pero también para involucrar a la comunidad como parte fundamental de la experiencia educativa. El objetivo es trabajar fuertemente para que la escuela sea el espacio de desarrollo de personas comprometidas con su entorno con actitudes resilientes y propositivas frente a los retos que juntos enfrentan.

El ambicioso proyecto cuenta con una inversión que supera los 500 mil millones de pesos. Se compone de 22 programas de gobierno enfocados en mejorar la calidad educativa y la atención a la primera infancia, en impulsar la construcción y adecuación de infraestructura escolar y en actividades pedagógicas para vincular la comunidad a la escuela. El proyecto beneficiará a más de 170 mil estudiantes y 5 mil 840 docentes en 91 instituciones educativas en Cali, que recibirán un acompañamiento integral del programa en cual también están involucradas las Secretarías de Educación, Cultura, Deporte, Paz y Cultura Ciudadana y Bienestar Social.

PUBLICIDAD

Cali incluirá en los currículos una mirada resiliente donde los alumnos desarrollarán capacidades para la resolución armónica de conflictos que lleva a reducir la violencia, la brecha de la pobreza y el acceso al trabajo, entre otros aspectos. Además, la infraestructura educativa trabajará también este aspecto al convertir los espacios educativos en espacios para que alumnos, familia y comunidad tengan un punto de encuentro para hablar y gestar proyectos por la ciudad. El involucramiento de la comunidad en la educación permite además una mayor apropiación de las iniciativas de mejora que ayudarán a Cali a ser un lugar donde los ciudadanos están comprometidos por construir un mejor futuro que beneficie a todos.

Aunque la resiliencia siempre ha sido parte de la actitud de los caleños, este proyecto llega en un momento decisivo para el desarrollo integral de la ciudad. Teniendo el Plan de Desarrollo Municipal “Cali progresa contigo” como guía para el mejoramiento continuo, la resiliencia como orientador de las iniciativas locales, y la Alcaldía como apoyo logístico y gubernamental, la educación en la capital del Valle va en camino a ser pionera y referencia nacional e internacional y servirá de ejemplo para demostrar cómo en comunidad se puede construir una mejor educación que a su vez construya una mejor comunidad.

Estmos muy orgullosos de este proyecto y de que Cali haya sido elegida entre más de 1.000 ciudades, para ser parte del programa 100 Ciudades Resilientes (100RC) que lidera la Fundación Rockefeller. Esto porque en Cali vemos la resiliencia como una muy enriquecedora para hacer frente a los diferentes retos que enfrenta nuestra ciudad y uno de las más importantes es sin duda la educación.

*Empresario y político colombiano, Alcalde de Cali desde el 1 de enero de 2016.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Conservar naturaleza: deber del nuevo gobierno
Por

Para lograr un México próspero, el próximo gobierno deberá hacer de la conservación del patrimonio natural una prioridad...