Nymia Almeida, vicepresidente y senior credit officer de Moody’s, dijo en conferencia de prensa que un panorama deprimido en los precios de petróleo y una perspectiva negativa para el sector en general acortó el flujo de efectivo de Pemex.

 

Después de poner en revisión a la baja las calificaciones de Petróleos Mexicanos (Pemex), la agencia Moody’s tendrá 90 días para decidir si mantiene las actuales notas (A3 y Aaa.mx) o las reabaja, aunque existen más probabilidades de que ocurra a lo segundo.

Nymia Almeida, vicepresidente y senior credit officer de Moody’s, dijo en conferencia de prensa que un panorama deprimido en los precios de petróleo y una perspectiva negativa para el sector en general acortó el flujo de efectivo de Pemex.

PUBLICIDAD

“Con los precios bajos, que esperamos que sigan así por varios años, eso afecta directamente el flujo de efectivo. Como (Pemex) paga demasiados impuestos, lo que le queda para invertir podría ser financiado por deuda, por venta de activos, asociaciones. Pero todas esas acciones, en la medida de que tienes menos efectivo te afecta tus posibilidades de inversión y producción, son más complicadas”, dijo Almeida en la conferencia anual de Moody’s.

Algunas de las alternativas que tiene la petrolera estatal son la migración de contratos y las asociaciones (Farmout), pero la dificultad de la segunda opción es encontrar un socio cuyo consejo de administración esté de acuerdo en participar.

Previo a la conferencia con periodistas, la analista de Moody’s consideró que Pemex debe participar en las siguientes subastas de campos petroleros que forman parte de la Ronda Uno para aumentar sus reservas de crudo.

Pero el alto nivel de apalancamiento y la reducción del flujo de efectivo le complicaría abordar nuevos proyectos a la empresa.

“¿Ahora está financieramente preparada? Al parecer, no”, dijo Almeida.

Tras conocerse el pasado 25 de agosto la revisión de Moody’s a Pemex, la empresa estatal dijo que se ha visto afectada por la caída de precios, como el resto de la industria.

“En el último año, ocho de las principales empresas petroleras a nivel mundial han tenido una revisión a la baja en su calificación o perspectiva crediticia”, dijo la compañía.

 

Siguientes artículos

3 amenazas para las finanzas estatales en 2016
Por

La falta de convenios con dependencias federales, la caída en la producción petrolera y el riesgo de liquidez, son las p...