Call of Duty: Modern Warfare, la más reciente entrega de la saga de Activision e Infinity Ward, salió a la venta el 25 de octubre y parece ser que ha convencido tanto a los jugadores más veteranos como a quienes apenas la descubren.

La propuesta más nueva de la subsaga más famosa de la licencia muestra un tono más táctico y profundo que sus predecesores, incorporando el nuevo sistema de “coberturas” que permite apoyar el arma en superficies como esquinas o barandillas para evitar los disparos enemigos.

El 23 de septiembre los amantes de esta saga tuvieron la oportunidad de probar la beta abierta que ha presentado como novedad el juego cruzado con otras consolas o PC.

“Combate a tierra y acción acelerada. Los entornos más fotorrealistas en la historia de la franquicia. Modos multijugador favoritos de los fanáticos y Killstreaks épicos. Personalización profunda de armas2, dice la página de Modern Warfare.

Como en la mayoría de los juegos de Call of Duty, por un lado, tenemos la campaña, que se juega en solitario y por el otro esta el juego en línea, quizá la parte más popular de esta nueva entrega.

Tanta ha sido la aceptación de los jugadores, que en sus primeros tres días Call of Duty: Modern Warfare tuvo más de 600 millones de dólares en ventas en todo el mundo.

Según un comunicado, Modern Warfare también estableció récord como la apertura digital más vendida en la historia de Activision, ya que, en sus primeros tres días de lanzamiento, Call of Duty: Modern Warfare duplicó con creces la apertura de taquilla de Joker.

“Call of Duty es una vez más el juego premium más vendido del año, lo que demuestra la naturaleza duradera de la franquicia en consolas, PC, dispositivos móviles y esports”, dijo Bobby Kotick, Director Ejecutivo de Activision Blizzard.

Realismo puro

La campaña de Call of Duty: Modern Warfare es quizá una de las más realistas de la franquicia, manejando un desarrollo más táctico y pausado sin perder la intensidad que Activision busca siempre imprimirle a sus proyectos.

Activision muestra en la campaña la crudeza y la violencia de la guerra con misiones concretas que se desarrolla en un entorno frenético.

“Estas son historias moralmente complejas en las que no hay blanco y negro, o maldad pura o bien puro. Es el gris en el medio de todo eso, y encontrar su línea es algo difícil de determinar”, dice Taylor Kurosaki, director narrativo Infinity Ward.

Los jugadores se unirán a un grupo de las fuerzas especiales que desarrollan operaciones en cubiertas en Europa y Medio Oriente para capturar a El Lobo, líder de un grupo extremista que robó armas químicas.

Uno de los puntos débiles es la duración de la campaña, que se desarrolla entre seis y ocho horas de juego.

Aun así, Modern Warfare estableció récords en PlayStation Network para los pedidos y las ventas digitales más altos en tres días en PlayStation 4, al igual que  también se ha convertido en el lanzamiento de PC de Call of Duty más vendido de la historia.

 

Multijugador: frenético y divertido

Las nuevas mecánicas jugables de Call of Duty: Modern Warfare han convertido al juego en uno de los más frescos y divertidos de las ultimas entregas.

“Durante los primeros tres días, Modern Warfare tiene más jugadores y horas totales que cualquier lanzamiento de Call of Duty en los últimos seis años. Más importante aún, nuestros jugadores se divierten mucho jugando”, dijo Rob Kostich, presidente de Activision.

Otro punto a destacar del multijugador de esta entrega es el modo de juego Guerra Terrestre, que presenta los mapas más grandes en la historia de Call of Duty.

Además, la personalización de las armas es un aspecto para resaltar por su grado de detalle y variables de dispositivos.

Quizá uno de los detalles de los que se queja la comunidad, y que sale de las manos de Activision, es la abundancia de camperos que existen en el juego.

Te recomendmamos: Call of Duty Mobile es el videojuego más descargado de la historia

 

Siguientes artículos

Escocia: restaurando las turberas para proteger el clima
Por

La turba almacena el doble de carbono que el bosque, pero recibe poca atención en el debate climático. Escocia ha recono...