Imagínate que tienes una tienda de macetas. Y te va bien así que poco a poco te expandes y en algún momento tienes la oportunidad de adquirir un local comercial en una ciudad con clima extremadamente desértico.

Entonces compras el local, y enfrente de ese local pasan todos los días digamos cien personas, y tú sabes de facto porque observas el mercado, que de las personas que pasan cerca de tu tienda la mayor parte tiene sed.

Básicamente tienes dos opciones, la primera es aprovechar tu tienda para vender bebidas refrescantes e hidratantes, y la segunda traer tu inventario de macetas y empezar a venderlas.

¿Qué harías? ¿Prefieres vender un producto que ya conoces y con el que ya has tenido éxito? o ¿buscarías conocer este nuevo negocio atendiendo una necesidad de mercado que es evidente?

PUBLICIDAD

La respuesta parece obvia, lo más seguro es que en este momento estés pensando que es mucho mejor idea vender bebidas hidratantes en el desierto que macetas. ¿verdad? ¿verdad que es muy obvio?

Pues estoy aquí para decirte que por más obvio que parece, por algún motivo nueve de cada diez emprendedores hacen exactamente lo opuesto. La mayor parte de los que tienen sueños de tener un negocio lo que hacen es que tratan de adaptar el mercado a su oferta, en vez de primero conocer el mercado y después generar una oferta adecuada para el mercado.

Este fenómeno tiene un origen complejo que yo atribuyo principalmente a la mentalidad “Soy profesional, no soy empresario”. Como casi todos los emprendedores son expertos en algo, tienen experiencia en algo y conocen un tipo de trabajo, al momento de independizarse eligen esa misma rama de negocio, aún si el mercado pide a gritos otra cosa.

El otro día en mi grupo de Mastermind una de mis alumnas me preguntaba: Gerardo, si en mi ciudad la gente no está acostumbrada a pagar precios altos por coaching, conferencias o servicios de coaching ¿Cómo hago para cambiar su mentalidad?

Hoy quiero compartir contigo, que a ti como emprendedor o nuevo empresario en cualquier sector no te corresponde cambiar el mercado. Cambiar el mercado es una tarea maratónica que rara vez corresponde a una sola persona o a una sola empresa.

Cambiar el mercado es algo que ocurre natural y orgánicamente como consecuencia de pequeñas y grandes innovaciones que vienen de necesidades reales y actuales del mercado.

Tu trabajo no es educar al consumidor sobre lo que debe comprar, o cuánto debe pagar, o qué necesidad debe tener. Tu trabajo es comprender las necesidades actuales y generar soluciones innovadoras que aporten valor y contribuyan al ciclo de transformación del mercado.

Así que el día de mañana, cuando no sepas qué dirección tomar con tu producto o servicio, consulta con el mercado, asómate, sal de la tienda y observa a las personas.

Y pregúntate, ¿qué puedo yo hacer con estas personas?

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: ger_betancourt

Facebook: gerbetancourt / groups/conferencistasdeelite

Web: gerardobetancourt.com/workshop

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Karate Kid
YouTube Red continuará la historia de ‘Karate Kid’
Por

Ralph Macchio y William Zabka retomarán sus papeles de Daniel LaRusso y Johnny Lawrence en la serie 'Cobra Kai'.