El Banco Mundial dijo que poner fin a la pobreza será imposible si el calentamiento global y sus efectos sobre los pobres no se incluyen en los esfuerzos para el desarrollo.

 

Reuters

PUBLICIDAD

El cambio climático podría empujar a más de 100 millones de personas más a la pobreza hacia el 2030 si no se aplican las políticas correctas para proteger a los pobres del tiempo extremo y la subida del nivel de los océanos, dijo el domingo el Banco Mundial.

En un reporte, el banco dijo que poner fin a la pobreza – una de 17 nuevas metas que adoptó la ONU en septiembre – será imposible si el calentamiento global y sus efectos sobre los pobres no se incluyen en los esfuerzos para el desarrollo.

Pero unos planes más ambiciosos para reducir las emisiones que producen el cambio climático – destinados a mantener el aumento de la temperatura global dentro de un límite acordado internacionalmente de 2 grados Celsius – también deben proteger a los pobres de cualquier repercusión negativa, agregó.

“El cambio climático golpea más fuerte a los más pobres y nuestro desafío ahora es proteger a decenas de millones de personas para que no caigan en la pobreza extrema debido al cambio climático”, dijo el presidente del Grupo del Banco Mundial Jim Yong Kim en un comunicado.

La estimación del banco, de 100 millones de pobres más para 2030, se suma a los 900 millones que se prevé estarán viviendo en la pobreza extrema si el desarrollo progresa lentamente. Para 2015, el banco estima el número de pobres en 702 millones de personas.

El cambio climático ya los está afectando debido a una reducción de los rendimientos de los granos, las inundaciones que destruyen activos y medios de vida y una mayor amenaza de enfermedades como la malaria, dijo John Roome, director senior del Banco Mundial sobre cambio climático.

 

Siguientes artículos

G20 prepara herramienta para evitar caída de grandes bancos
Por

La entidad propuso una serie de reformas para incrementar los requerimientos de capital a los bancos, a fin de arrojar l...