Cambio de piel: Mercedes Benz Clase A

cover

Hizo su aparición en la Feria de Ginebra y ahora está en México. Adiós a su apariencia de monovolumen; bienvenido el auto deportivo.

Forbes Staff

El nuevo Clase A de Mercedes Benz ha sufrido una renovación total. De ser un monovolumen perteneciente al segmento B (en el que cabían cuatro adultos y un niño, con motor de 1.4 a 1.9l y 82 a 140hp), se convirtió en un coupé o hatchback del segmento C de líneas definidas y superficies tensas para cinco adultos; es decir, se trata de un auto sport de buen tamaño y con detalles de lujo con un claro caracter deportivo.

Queda claro que ya no es un auto familiar pues la versión de lujo tiene la parrilla diamantada, amplio quemacocos, faros bixenon, rines deportivos y tomas de aire que afilan su diseño. Consecuentemente es un auto deportivo de muy buen aspecto, atractivo, pero sin ser demasiado ostentoso.

Los interiores de la versión de lujo cuentan con acabados de piel y costuras en rojo en tablero, asientos y volante; algunas versiones ofrecen asientos tipo cubo que simulan una butaca de carreras, potente estéreo para reproducir varios tipos de archivos, control por medio de paletas o palanca en el caso de los automáticos y sistema eco (que apaga el vehículo cuando se detiene para ahorrar combustible y se enciende en milésimas de segundo en cuanto se levanta el pie del freno), así como freno de mano electrónico que permiten manejarlo cómodamente tanto en ciudad y como en carretera.

Sin embargo, un auto como éste invita a probarlo en el camino. En pruebas de manejo realizadas para Forbes México, se comprobó que ante frenado extremo, en superficie lisa y mojada, el Clase A hace las correcciones necesarias y es prácticamente imposible perder el control, incluso cuando se intenta esto premeditamente (y cabe hacer mención que dichas maniobras fueron experimentadas a velocidades que fueron de 60 a 120 km/hr.).

Otra de las pruebas fue la de frenado en curva; se aceleró hasta 140 km/hr para amarrarlo y el Clase A frenó de forma extraordirnaria, con poco deslizamiento y sin perder el control, en virtud a sus potentes frenos abs.

También se le han incorporado dos sistemas anti colisión –Collision Prevention Assist y Distronic Plus con Pre-Safe–. El objetivo de ambos es alertar al conductor y protegerlo cuando el vehículo detecta condiciones propicias para un accidente. Equipado con una serie de radares, el Clase A es capaz de “conocer” las condiciones de tráfico incluso a varios metros de distancia y ajusta el motor y los frenos para evitar un choque; asimismo, una serie de alarmas previenen al conductor al tiempo que modifica la presión de los cinturones de seguridad o cierra las ventanillas y el quemacocos, entre otros mecanismos de seguridad. Por otro lado, cuenta con un detector de cansancio –Attention Assist– que identifica manejo errático por parte del conductor. Al encender el Clase A, éste detecta 70 parámetros que identifican el estilo de manejo del conductor y cuando estos se modifican genera una vibración en el volante que alerta al conductor y le indica que, por seguridad, debe detenerse. También posee el sistema Adaptive Brake, cuya particularidad es que las pastillas de freno se encuentran muy cerca del disco para reducir el tiempo de reacción, amén de que para conducción en lluvia dispone de una función que elimina la película de agua de los discos; esto, aunado al sistema abs, genera un frenado seguro aunque sea brusco.

El motor es bastante silencioso y se adapta al estilo personal de manejo haciéndolo veloz, eficiente y económico a la vez. El equipo básico cuenta con nueve bolsas de aire, llamada de emergencia Mercedes-Benz (que envía una señal si el teléfono opera y el auto detecta un accidente), sistema multimedia en tablero con Internet, Facebook y otras redes sociales, GPS, asistencia para estacionarse así como sistema de climatización individual.

El modelo se presenta en varias versiones, desde 1.6l turbo hasta 2l turbo y tres paquetes de equipamiento para su personalización.

Forbes Staff

    Redacción online de la edición mexicana de Forbes, la revista de negocios más influyente del mundo. Un equipo de periodistas que buscan historias en el mundo empresarial.