Con los cambios en la distribución de las transferencias federales no etiquetadas para los estados o Ramo 28, entidades federativas como Estado de México y Guerrero se han visto beneficiados, debido a que los cambios a la fórmula de distribución del Fondo General de Participaciones han priorizado a los estados con economías con crecimiento económico y poblacional acelerado.

Ambos entidades también se vieron favorecidos porque las participaciones son distribuidas de acuerdo al lugar en el que se generan los ingresos, en lugar de ser distribuidas a nivel nacional.

Te puede interesar: Bancos prestaron más a empresas que a estados

“Estas dinámicas han beneficiado a algunas entidades. Las participaciones representan 35% de los ingresos estatales en promedio”, indicó Moody’s.

PUBLICIDAD

A pesar de estas modificaciones, la Ciudad de México, Tabasco, y Veracruz se han visto perjudicados.

“Los cambios hechos a la fórmula de distribución del Fondo General en 2008 han priorizado a los estados con economías y poblaciones crecientes. El beneficiario principal continúa siendo el Estado de México, mientras que la Ciudad de México y Tabasco han visto las caídas más agudas”, expuso la agencia.

En el caso de la Ciudad de México, las transferencias financiadas por el Impuesto Sobre la Renta (ISR) de los trabajadores del sector público han compensado parcialmente la caída en términos relativos de las transferencias del Fondo General.

Puedes leer: 13 empresas de EU suspenderán operaciones en estados peligrosos

 

Siguientes artículos

Acciona construirá nuevo edificio de la SCJN por 290 mdp
Por

La firma española Acciona indicó que el plazo de ejecución previsto es de 15 meses y que el objetivo del proyecto es 'am...