Bosco De la Vega, presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), exigió al presidente Enrique Peña Nieto que el sector agropecuario no sea una moneda de cambio en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

“Por ningún motivo el sector agroalimentario debe ser una moneda de cambio en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y que cada sector vele por sus intereses”, afirmó el productor de papa.

“No queremos ser sujetos a cambio, porque es un sector que está creciendo”, manifestó De la Vega a José Eduardo Calzada Rovirosa, secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), quien se reunió con los empresarios integrantes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

El empresario mencionó que es un privilegio hacer equipo con el secretario de Agricultura y con el CCE para trazar la estrategia de defensa del TLCAN.

PUBLICIDAD

Lee: Ross acelerará aviso a Congreso para renegociar el TLCAN

Según Sargapa, México tuvo exportaciones récord el año pasado en el sector agroalimentario, ya que se superaron los 9,000 millones de dólares, además de que es un sector que al último trimestre de 2016 creció a 6.4% y las exportaciones anuales crecen a un ritmo de 10%.

México llega bien parado a la renegociación del sector agropecuario en la renegociación del TLCAN, debido a que se ha convertido en un proveedor de alimentos confiable y seguro, manifestó el titular de la Sagarpa.

“Llegamos bien parados a la cancha, con fortaleza, con confianza y con reconocimiento a nuestros socios comerciales de Estados Unidos”, expresó el funcionario.

El responsable de la agenda del campo en México declaró que el problema no es con los productores estadounidenses, sino con el gobierno del presidente Donald Trump, quien ha amenazado a la economía mexicana desde que era candidato a la Casa Blanca.

“Nosotros le vendemos a Estados Unidos 1,500 millones de pesos diarios de comida y somos un proveedor confiable. Eso no ha sido una concesión, sino del fruto del trabajo de nuestra gente y atribuible al esfuerzo de los productores”, expresó el ex gobernador de Querétaro.

Te puede interesar: Es necesario renegociar el TLCAN, reconoce Meade

Actualmente, el superávit comercial con los Estados Unidos en el campo agroalimentario de 6,000 millones de dólares, una situación que se comenzó a dar desde 2015, agregó.

Calzada Rovirosa recordó que México debe garantizar su autonomía en la producción, así como que Estados Unidos debe valorar a “los productos mexicanos por la calidad y conveniencia de tener toda la frontera que provee de alimentos a Estados Unidos”.

El presidente Enrique Peña Nieto ha instruido para ver nuevos mercados y se diversifiquen las exportaciones, ya que el 78% de los productos mexicanos terminan en Estados Unidos, expresó.

“Vamos a seguir explorando nuevos mercados de Europa, así como se buscará proveeduría en Argentina y Brasil de maíz amarrillo y oleaginosas”, concluyó José Calzada.

 

Siguientes artículos

Smartphone, clave para millennials de lujo
Por

Revela estudio de IE Premium & Prestige Business Observatory que el móvil es un acelerador del proceso de compra para to...