El gobierno de Canadá considerará las medidas de comercio bilateral durante la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), una señal de que podría avanzar, al menos en parte, sin México.

De acuerdo con un reporte de Bloomberg, los comentarios de David MacNaughton, embajador de Canadá en Estados Unidos, sugieren que las promesas proteccionistas de Donald Trump están fragmentando el pacto continental mientras el líder estadounidense se prepara para una reunión con el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, a fines de este mes.

El gobierno del primer ministro canadiense, Justin Trudeau, llegó a Calgary la noche del domingo para las reuniones de gabinete en las que Trump ha sido tema predominante. El presidente de EU dijo que comenzará a renegociar el pacto y que llegaría a un “muy buen resultado” para todos.

PUBLICIDAD

Poco después, MacNaughton dijo que su prioridad apunta a evitar que Canadá sufra “daños colaterales” en acciones comerciales dirigidas a China y México.

Te puede interesar: El TPP se niega a morir; integrantes buscan rescatarlo

“No puedo hablar por los mexicanos”, dijo a periodistas en comentarios de los cuales se hizo eco el ministro de Comercio de Canadá. “Cooperaremos en asuntos trilaterales cuando sea de nuestro interés y buscaremos hacer cosas que también sirvan a nuestros intereses de manera bilateral. Algunas de ellas estarán dentro del TLCAN, otras quizás no”.

El domingo por la tarde, Trudeau conversó con Peña Nieto y posteriormente, en un breve comunicado señaló que “hablaron sobre la importancia de la relación bilateral entre Canadá y México y de la alianza trilateral norteamericana”.

 

Daño colateral

Desde la victoria electoral de Trump, funcionarios y analistas comerciales canadienses han mantenido la esperanza de que no son la meta del presidente estadounidense.

Canadá es el principal comprador de los productos estadounidenses en general y el principal comprador de 35 estados individuales, un detalle que Trudeau enfatizó el sábado durante una conversación telefónica con Trump.

Lo que temen los canadienses es que cualquier arancel u otras medidas aplicadas generalmente los puedan golpear. Cerca de un 70% del comercio canadiense es con EU.

“No creo que Canadá sea para nada el objetivo, pero creo que somos parte de eso”, dijo MacNaughton. “Eso es lo que nos debe preocupar: si sufriremos un daño colateral”.

También puedes leer: Trump anuncia inicio de renegociaciones del TLCAN

Los funcionarios de Trump aún no han planteado ninguna preocupación específicas sobre el comercio canadiense, agregó MacNaughton. “Su mayor preocupación, francamente en términos comerciales, son el déficit que mantienen con China y México. Eso es lo que han planteado”.

Trudeau se ha preparado para la era Trump al promover a su ministra de Comercio, Chrystia Freeland, a ministra de Asuntos Exteriores y su principal enlace para negociar con negociar con el presidente estadounidense.

El primer ministro canadiense también designó viceministro de Asuntos Exteriores a un general retirado, enfocado especialmente en cultivar las relaciones con el gobierno de Estados Unidos, y reorganizó su equipo para centrarse en los vínculos con EU.

Lee también: Peña y Trudeau unen esfuerzos frente a Trump por el TLCAN

 

Fallout de Canadá

Mientras tanto, la política de estilo Trump se está agudizando en Canadá. Trudeau canceló un viaje al Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, en favor de una gira rural dirigida a defenderse de las controversias que lo pintaron como fuera de contacto.

Freeland ha minimizado los riesgos de importantes impactos comerciales, diciendo que está “realmente confiada” de que Canadá puede establecer una fuerte relación con el equipo de Trump. “Ha habido casi una docena de cambios significativos en Nafta desde que se concluyó por primera vez, así que estamos esperando esas conversaciones”, dijo en una entrevista televisiva el día que el magnate juró como presidente de EU.

Sin embargo, Trump ocupa un lugar importante en la reunión del gabinete en Calgary, el corazón corporativo del parche petrolero canadiense, que es el principal proveedor de crudo extranjero para los Estados Unidos.

Canadá está buscando mantener su relación comercial “mutuamente beneficiosa” con su vecino del sur, dijo MacNaughton, al reconocer el camino rocoso por delante. “No va a ser aburrido”.

 

Siguientes artículos

dolar-peso
Peso y bolsa inician la semana con ganancias pese a Trump
Por

Por otro lado, en los bancos de la Ciudad de México, el dólar reporta un precio máximo de 21.92 pesos a la venta en Scot...