La literatura, el cine y la música se fusionarán con el atletismo, el futbol y la natación en la pantalla de Canal 22, que asegura que transmitirá los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 con un estilo de la BBC de Londres y la ORF de Austria.

“La idea de trasmisión a proyectarse para las Olimpiadas por Canal 22 se ve en la Radiodifusión Austriaca y en la BBC“, cuenta Ernesto Velázquez Briseño, director general de Televisión Metropolitana.

“Canal 22 está consiguiendo algunos de los documentales que se produjeron sobre ciencia, medicina, deporte y la historia de los Juegos Olímpicos ligados a los movimientos históricos del mundo”, declara a Forbes México.

A lo largo de la transmisión de Río 2016 no sólo se proyectarán los récords mundiales, como sucedía con Televisa y TV Azteca, dice.

PUBLICIDAD

Se proyectará cápsulas culturales, que sorprenderán al televidente, es decir, pasarán la historias de los libros de Kafka, se mostrará la pintura alemana, cuando se celebraban las Olimpiadas de Estocolmo.

Se recopilan materiales audiovisuales para explicar qué sucedía en las Olimpiadas de Berlín en 1936, un evento deportivo donde se veía el germen de lo que sería la Segunda Guerra Mundial.

A la población de México se le presentarán las glorias olímpicas del pasado, pues en la década de los años treinta el equipo de polo ganó una medalla de bronce.

“No se contratarán nuevos comentaristas, ya que la apuesta es enviar a Laura García, conductora de La dichosa palabra, a Brasil para hacer algunos programas.”

Se está produciendo una nueva temporada de Ludens, un programa que pide la audiencia que aprecia el mundo del balompié, de los pugilistas, del atletismo. Es conducido por Mauricio Mejía, a veces por Jordi Arenas o Juan Villoro.

—¿El Canal 22 transmitirá las Olimpiadas para los intelectuales?

—Es para toda la ciudadanía. En la medida que nosotros sepamos hacer una televisión con contenidos sólidos y el apoyo de las nuevas tecnologías llegaremos a más población.

—¿Esa población es intelectual?

—No. Lo que se quiere de las transmisiones del Canal 22 es lograr que las minorías de hoy sean las mayorías del mañana.

—¿Esta idea que plasma el Canal 22 en las Olimpiadas se ve en algún otro lugar del mundo?

—Sí, claro: en la Radiodifusión Austriaca (ORF) de Austria y en la BBC de Londres. Canal 22 está consiguiendo algunos de los documentales que se produjeron sobre la ciencia, la medicina, el deporte y sobre la historia de los Juegos Olímpicos ligados a los movimientos históricos del mundo.

—¿Qué sensación le deja que Televisa y TV Azteca verán los Juegos Olímpicos por su programación?

—La televisión pública ha influido muchas veces a la televisión comercial. En este caso, Televisión Azteca y Televisa decidieron no entrarle a la competencia de los Juegos Olímpicos y es muy respetable.

 

Un año en prepararse

Ernesto Velázquez recuerda que les llevó un año preparar la programación de los Juegos Olímpicos. En principio se inició una conversación con América Móvil, la propietaria de los derechos de transmisión de Río 2016 para toda América Latina, sin incluir a Brasil.

La cobertura de los Juegos Olímpicos no afectará los contenidos de Canal 22, es decir, a través de la pantalla se seguirán viendo los noticiarios, programas especiales, transmisiones y barras como La dichosa palabra.

“El Canal 22 tiene una cobertura más amplia que los otros medios públicos.”

Televisión Metropolitana está autorizada para transmitir espacios comerciales, así como se programarán los tiempos oficiales, anuncios institucionales y partidos políticos.

“Los derechos de trasmisión son gratis y los está entregando Claro Sports al Canal 22 y a otras televisoras públicas”, dice el directivo de la televisora pública.

La televisora pública acierta en transmitir este tipo de competiciones, toda vez que es una fiesta cultural y al mismo tiempo es un impulso al deporte amateur en México, manifiesta.

El responsable de la televisión pública agrega que no hubo inversión en los derechos de transmisión, porque se hizo una alianza con América Móvil.

“La inversión en producción de películas, cápsulas y programas no es tan cara, como el costo de adquirir los derechos de transmisión de los Juegos Olímpicos”, expone Ernesto Velázquez.

Las cápsulas producidas en los foros de televisión de la cadena pública cuestan entre 20,000 y 25,000 pesos, y los programas valen entre 100,000 y 125 ,000 pesos.

Adquirir una licencia de una película es de 1,000 dólares, 2,000 dólares o hasta 3,000 dólares.

Las Olimpiadas dan reconocimiento e impulsan el deporte amateur en el país, porque eso no lo genera un Mundial de futbol, una serie de beisbol, el futbol americano y el box, comenta.

El Canal 22 carece de una medición de audiencia. Lo único que se conoce son estudios cualitativos y una interacción con el televidente a través de redes sociales, recuerda Velázquez Briseño.

Con el apagón analógico hay más audiencia para los medios públicos, porque en muchos lugares descubrieron la existencia del Canal 11, Canal 22, TV UNAM e Ingenia TV.

“Un concierto de Bellas Artes, que en el mejor de los casos es visto por 1,200 espectadores, en el peor rating de Canal 22 llega a más de 150,000 televidentes.”

“No sé si duplicará o triplicará la audiencia en los Juegos Olímpicos, pero sí estamos buscando contextualizar los contenidos culturales con un ciclo de cine, arte, música, danza y literatura brasileña”, concluye el director de Televisión Metropolitana.

 

Siguientes artículos

Masacre en Orlando enciende contienda presidencial en EU
Por

Trump y Clinton reaccionaron ante la masacre del club nocturno y expresaron sus posturas en torno a prevenir estos ataqu...