Durante su primera fase, el nuevo aeropuerto contará con un edificio terminal de 550,000 metros cuadrados, 92 puertas de contacto, 42 posiciones remotas y tres pistas paralelas que operarán simultáneamente.

 

Reuters

PUBLICIDAD

Un fuerte interés de inversionistas por los planes para un nuevo aeropuerto en la Ciudad de México, valorado en 13,000 millones de dólares (mdd), podría llevar al sector privado a financiar hasta 70% del proyecto, dijo el miércoles una fuente familiarizada con la situación

El plan inicial era que inversores privados financiaran hasta 42% de la terminal aérea, anunciada por el Gobierno en septiembre y diseñada por el arquitecto inglés Norman Foster y el mexicano Fernando Romero para aliviar la congestión del aeropuerto capitalino y aumentar el tráfico.

El proyecto podría obtener del sector privado “hasta 70% de los 13,000 mdd sin complicaciones”, comentó la fuente que habló bajo condición de anonimato.

“Todo esto va vinculado a la necesidad de ‘cashflow’ que tenemos, y al costo financiero mismo”, agregó.

Funcionarios dijeron originalmente que el Gobierno financiaría 58% y que el restante 42% provendría de bonos y créditos.

Pero la Secretaría de Hacienda de México ha dicho que recortará su gasto el año próximo, en una coyuntura de bajos precios del crudo y una menor producción, lo que ha aumentado las probabilidades de buscar un mayor financiamiento privado para el proyecto.

Una mayor participación del mercado podría significar aumentar la emisión de bonos del proyecto a alrededor de 9,000 mdd desde una estimación inicial de 6,000 mdd con vencimientos a 10, 20 y 30 años, dijo la fuente cercana a las negociaciones.

“Los bonos van a estar también muy demandados (…) pues porque está garantizado el repago”, destacó.

Funcionarios esperan reunirse esta semana con alrededor de 50 bancos para un crédito que podría exceder los 2,000 mdd planeados, dijo la fuente.

El Gobierno mexicano lanzó el mes pasado paquetes de licitaciones para la construcción de las principales obras del nuevo aeropuerto por unos 6,000 mdd.

Bancos privados y de desarrollo podrían anunciar en septiembre un plan para ofrecer créditos a firmas que ganen contratos para el aeropuerto por hasta 50% del valor del contrato, agregó la fuente.

La primera fase del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) tendrá un avance de 65% al final del sexenio, dijo Manuel Ángel Núñez Soto, director general del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), en entrevista exclusiva con Forbes México.

No obstante, el ex gobernador de Hidalgo recordó que el aeropuerto será operativo hasta 2020. “Nuestra intención es que el 20 de octubre de 2020, a las 7:01, esté despegando un primer avión. Es un reto muy, muy grande… y estamos empeñados en ir por él.”

Durante su primera fase, el nuevo aeropuerto contará con un edificio terminal de 550,000 metros cuadrados, 92 puertas de contacto, 42 posiciones remotas y tres pistas paralelas que operarán simultáneamente.

 

Siguientes artículos

4 tips para llevar tu empresa a procesos eficientes
Por

Uno de los principales retos de una compañía en crecimiento se relaciona con estandarizar sus procesos, pero no te preoc...