Por María Guadalupe Sandoval Meza

Las empresas no son las que innovan, sino las personas a través de su trabajo y es esa realidad la que está modificando desde sus cimientos la estructura de las organizaciones.

En la actualidad, 44% de líderes empresariales a nivel global afirman utilizar datos de la fuerza de trabajo para predecir el desempeño de sus negocios, a diferencia del 29% que lo hacía en 2015. Según reporta el estudio “Revolución de habilidades: de consumidores de trabajo a constructores de talento” de Manpower Group, Hitachi está usando
sensores para capturar métricas de felicidad de su Human Big Data, mientras que Bank of America tiene sensores para entender cómo la dinámica de grupo impacta en el rendimiento. En otras palabras, los conceptos básicos de escala, valor y competencia
se están redefiniendo.

 

PUBLICIDAD

La revolución de las empresas y los empleados

La dinámica laboral ha cambiado al paso de los años, nuestros abuelos dedicaron su vida entera a trabajar en una sola empresa, nuestros padres quizá trabajaron en dos o tres compañías a lo largo de su vida, pero hoy los jóvenes están dispuestos a cambiar de camisa cuando la situación deje de ser favorable o estimulante.

Por ello, las compañías han dejado de ser empleadoras para convertirse en auténticas cazadoras de talento. En una era dominada por las plataformas digitales y por colaboradores que trabajan para vivir, no viven para trabajar, el reto es cubrir las expectativas de esta nueva generación.

Por un lado, las empresas requieren que su nuevo personal posea valores, como compromiso, responsabilidad, honestidad, ‘aprendabilidad’ y adaptabilidad. Por otra parte, ellos buscan reciprocidad traducida en flexibilidad, valor y un enfoque hasta cierto punto personalizado que les ayude a progresar en sus carreras: capacitación continua para desarrollar sus habilidades y desarrollarse con los mejores equipos. No se trata de hacer home office más de una vez a la semana, implica que los empleadores deben hacer las cosas de manera distinta para atraer, comprometer y generar lealtad en sus colaboradores.

 

La importancia de ser y no solo parecer

En opinión de Javier Vargas, vicepresidente de Right Management Latinoamérica de ManpowerGroup, actualmente el ‘talentismo’ es más importante que el propio capitalismo, pues el talento es la clave para las organizaciones.

“Lo más importante es que las empresas tengan muy presentes los valores que las conforman y rigen, que éstos sean válidos, que de verdad los practiquen: la congruencia es fundamental. Si las empresas quieren atraer al mejor talento, deberán tener esos valores, predicarlos, que sean vigentes, que los vivan completamente”, afirma.

De acuerdo con el directivo, otro aspecto esencial es la sustentabilidad de los negocios en términos de procuración de transparencia y diversidad. Eso hablará bien o mal de la vialidad que ofrece a su gente, es decir, de la oportunidad de obtener y mantener el trabajo deseado, lo cual se puede llevar a cabo a diferentes niveles. ¿Hay oportunidades para el personal con capacidades diferentes, qué acciones se llevan a cabo para impulsar a las mujeres a niveles directivos?

“El mundo ha cambiado en muchos sentidos y, en cuanto a recursos humanos, las compañías tienen que tratar a sus posibles empleados como si fueran consumidores, hoy el empleado es el consumidor de tu marca empleadora. Las empresas deben reconocer el papel que tienen y lo más importante, que ya no deben controlar el rol de los empleados; su labor es apoyar a la gente a desarrollar su carrera”, explica Javier Vargas.

¿Tu empresa es el lugar donde alguien querría pasar una tercera parte de su día? El consumidor (trabajador) lo va a decidir a través de la comparación y si no obtiene lo prometido, se quejará en la procuraduría del consumidor (las redes sociales).

Sin duda, vivimos una metamorfosis en la que el equilibrio de tecnología, talento y conexión humana habrá de determinar el éxito de los individuos y de las corporaciones.

 

Siguientes artículos

WOBI | ¿Tecnología? La clave del éxito para tu negocio es el talento
Por

Alberto Saiz, CEO Global de Wobi, recuerda que, pronto, en las empresas coincidirán 4 generaciones, ¿la tuya está lista...