Los delitos informáticos realizados por seis hackers le costaron a las compañías estadounidenses y europeas más de 300 millones de dólares; estiman que el ataque a los sistemas de pago globales comenzó alrededor de enero de 2011.

 

Fiscales estadounidenses acusaron a seis ciudadanos extranjeros por delitos informáticos incluidos el robo de tarjetas de débito y crédito; autoridades aseguran que este ciberfraude le costó a las compañías de Estados Unidos y Europa más de 300 millones de dólares en pérdidas y es considerado como el mayor delito cibernético en la historia de Estados Unidos.

Los delitos informáticos afectaron a grandes corporaciones como Citigroup Inc, Nasdaq OMX Group Inc, PNC Financial Services Group Inc y Visa Inc licenciatario, Visa Jordania. Otros incluyen minoristas Carrefour SA y JC Penney Co, junto con JetBlue Airways Corp.

PUBLICIDAD

Los acusados son los rusos Vladimir Drinkman, Alexandr Kalinin, Roman Kotov, Dimitriy Smilianets, Nicolay Nasenkov y el ucraniano Mikhail Rytikov.

Los fiscales indicaron que el monto que robó el grupo asciende a los 160 millones de dólares (mdd) por robo en tarjetas de crédito y 300 mdd corresponden a tres de las empresas afectadas.

Las tareas para cometer los delitos informáticos estaban divididas por roles. Drinkman y Kalinin hackeaban las redes, mientras que Kotov extraía los datos, la información que obtenían la guardaban en sitios webs anónimos que eran proporcionados por Rytikov.

La fiscalía de New Jersey indicó que los hackers contaban con un cómplice de nombre Albert González, quien actualmente cumple una condena de 20 años en la prisión federal culpado por los crímenes de robo informático.

Los acusados podrían alcanzar una condena entre 35 y más de 100 años de prisión por los delitos de robo de identidad, fraude y robo informático.

Otras víctimas incluyen a Dow Jones y 7-Eleven Inc.

Las autoridades indicaron que el grupo era responsable por el robo de más de 130 millones de números de tarjetas de crédito en el procesador de pago Heartland Payment Systems realizados en 2007, lo que representa una suma de 200 mdd en pérdidas.

Además están acusados de tomar aproximadamente 30 millones de números de tarjetas del procesador Commidea Ltd en 2008 y 800,000 números de tarjetas de Visa Inc en 2011.

Estiman que el ataque a los sistemas de pago globales comenzó alrededor de enero de 2011 cuando se robaron más de 950,000 tarjetas que registraron una pérdida de alrededor de 93 mdd.

Con información de Reuters.

 

Siguientes artículos

Urbi no emitirá reporte trimestral
Por

En un comunicado para la bolsa, la desarrolladora informó que se encuentra en un proceso de revisión de sus activos en e...