El banco central de Inglaterra, ahora bajo el mando del gobernador Mark Carney, se comprometió a mantener las tasas de interés en mínimos récord hasta que el desempleo caiga al 7%.

 

Reuters

LONDRES.- La oposición inesperada de un consejero del Banco de Inglaterra (BoE, por sus siglas en inglés) y positivos datos sobre el desempleo en Gran Bretaña arrojaron dudas el miércoles sobre la iniciativa del nuevo gobernador del banco central de mantener bajas las tasas de interés, apenas a una semana de que fuera anunciada.

PUBLICIDAD

El BoE, ahora bajo el mando del gobernador Mark Carney, se comprometió a mantener las tasas de interés en mínimos récord hasta que el desempleo caiga al 7% -lo que según las previsiones del banco central tomará tres años- siempre que se apliquen salvaguardas que incluyan revisiones sobre el panorama de la inflación.

Pero las minutas de la reunión en agosto del Comité de Política Monetaria del banco central publicadas el miércoles indicaron que uno de los nueve consejeros, Martin Weale, considera que las revisiones son demasiado laxas, y datos por separado sobre el empleo mostraron una abrupta caída en los pedidos de subsidios.

Los rendimientos de la deuda británica a 10 años aumentaron 5 puntos base para acercarse a un máximo de dos años, puesto que los mercados reconsideraban sus expectativas de un alza en las tasas del interés del BoE desde su mínimo récord de 0.5%.

“Antes de que la tinta se seque en el documento que indica que se ofrecerán guías sobre el curso de la política monetaria ya hay alguien diciendo que no le gusta la idea”, dijo Brian Hilliard, economista británico en Societe Generale.

Weale, un miembro externo en el Comité de Política Monetaria, votó en contra de la iniciativa de Carney porque teme que pueda impulsar las expectativas de inflación a mediano y corto plazo. Otras autoridades del BoE no estuvieron de acuerdo respecto a que los recientes cambios en el mercado de tasas de interés fueran justificados, y algunos estuvieron a favor de realizar más compras de activos a futuro.

La economía británica está tomando fuerza y se apresta a extender el crecimiento del 0.6% registrado en el segundo trimestre del 2013. Los empleadores han dicho que están contratando a su mayor ritmo desde el 2007, y los datos del mercado laboral revelados el miércoles confirmaron estas afirmaciones.

Aunque la tasa de desempleo de Gran Bretaña se mantuvo estable en un 7.8% en junio, una importante baja en las solicitudes de subsidios por desempleo en julio apuntó a un fortalecimiento del mercado laboral.

La Oficina Nacional de Estadísticas dijo que el número de personas que presentó pedidos de beneficios por desempleo cayó en 29,200 el mes pasado, casi el doble de la baja prevista por los analistas. La cifra ha retrocedido por nueve meses consecutivos, llevando la tasa a su menor nivel en cuatro años.

 

Siguientes artículos

Icahn revela participación accionaria en Apple
Por

Los títulos de la firma se dispararon casi un 5%; Icahn no reveló cuántos papeles posee,  pero una fuente con conocimien...