Una decidida Caroline Wozniacki se mantuvo firme para superar el sábado el desafío que le planteó una tenaz Simona Halep, a la que superó en la final del Abierto de Australia por 7-6 (2) 3-6 6-4, consiguiendo así su primer título de Grand Slam.

Después de una lucha cautivadora bajo la sofocante humedad del Rod Laver Arena, la danesa se mantuvo firme en el set final cuando la rumana Halep vaciló con el servicio, señaló la agencia Reuters.

Lee también El Abierto Mexicano de Tenis celebrará 25 años

“Tengo que tomar un segundo para abrazar a Daphne (…) es un sueño hecho realidad; mi voz tiembla, es un momento muy emotivo”, dijo Wozniacki con los ojos llorosos, sosteniendo la Copa Daphne Akhurst Memorial en la ceremonia de premiación.

PUBLICIDAD

“Fue un partido increíble y una lucha increíble”, agregó.

Ambas jugadoras se enfrentaron a problemas en las piernas en el encuentro de dos horas y 49 minutos, la primera final de dos jugadoras sin un título de Grand Slam en los 38 años del Abierto de Australia.

 

Siguientes artículos

China cerrará 1,000 empresas manufactureras hasta 2020
Por

Los cierres son parte de un proyecto más grande para equilibrar e integrar las economías de las ciudades de Pekín, Tianj...