El titular del Banco de México afirma que el aumento en los precios está ligado al efecto de la reforma tributaria , que a su vez dará un marco fiscal sostenible de largo plazo.

 

 

México cuenta con un índice de inflación contenido que tenderá a regresar al objetivo de 3% más menos un punto porcentual, así lo aseguró el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens durante una conferencia con el presidente de la Reserva Federal de Dallas, Richard Fisher.

PUBLICIDAD

“Vale la pena pagar inflación a corto plazo por política fiscal sostenible”, señaló.

Carstens puntualizó que en la primera quincena de febrero, la inflación se había ubicado en 4.21% lo cual es un efecto transitorio ante el ajuste de precios ocasionado por la entrada en vigor de la reforma fiscal.

“Tener una inflación baja y estable es la vía para tener un pleno empleo”, afirmó.

 

Siguientes artículos

Producción de emergentes crece a su menor ritmo en cinco años
Por

El índice compuesto de HSBC de gerentes de compras del sector manufacturero y de servicios en los mercados emergentes ca...