Los pequeños escribiéndole a los grandes. A petición de Forbes México, seis emprendedores comparten sus inquietudes en torno de los personajes que los inspiran (o todo lo contrario).

 

Identificar las oportunidades de negocio es un tema que cualquier emprendedor estaría interesado en aprender. Finalmente, una oportunidad es lo que buscan para que sus ideas se conviertan en negocios rentables.

PUBLICIDAD

Aprender de los hombres y mujeres más ricos del país es una oportunidad que Forbes México le dio a seis emprendedores que le escriben a estos influyentes personajes.

Conoce las historias de estos emprendedores a través de las cartas que le escribieron a los hombres y mujeres más ricos de México. En esta ocasión, la misiva está dirigida a los capitanes de Alsea. 

Julio Beleki, director general de Beleki Brands.

Sres. Torrado Martínez

Presentes

Estimados Sres. Torrado Martínez:

Hablar de franquicias siempre me ha apasionado, pero hablar de la empresa operadora de franquicias en alimentos más grande de Latinoamérica, Alsea, simplemente me deja sin aliento. Quizás es porque conozco desde hace 17 años la ardua labor que puede ser operar día a día un negocio de donitas recién hechas.

Aprovecho la oportu­nidad que me da Forbes México para compartir­les mi opinión res­pecto a su trayectoria como restauranteros operadores líderes en Latinoamérica.

Considero que después de 25 años ustedes se han vuelto ex­pertos en identificar las oportunidades que tiene cada una de las 14 marcas que manejan, para posteriormente poten­cializarlas en cada uno de los mercados y países que dominan en Iberoamérica. Se notan los planes definidos y la diver­sificación en el portafolio de conceptos que soporta los ciclos económicos. De­finitivamente, eso demuestra su visión, así como su rol de liderazgo empresa­rial: no sólo cumplen, sino que exceden las expectativas de sus inversionistas.

La fórmula es sencilla y al pasar del tiempo lo he aprendido bien: no han olvidado de dónde vienen y cómo replicar el modelo ganador en las sucursales de cualquiera de las marcas que aperturan (prácticamente son dos por semana).

Desde la primera tienda de Domi­no´s Pizza, en 1990, hasta este último concepto de café excepcional, deno­minado “Starbucks Reserve”, es clara la pasión que imprimen a cada detalle, tratando de entender a los más de 230 millones de clientes que tienen al año. Es digno de admirarse. El éxito se fundamenta en la alta capitalización que tienen para asumir los errores, aprender de ellos y a su vez tener la capacidad de replicar modelos de éxito probado.

Esto lo logran a través de la institu­cionalización continua de una empresa que funge como “facilitadora de servi­cios compartidos”, en cada una de las marcas que manejan para llevar a cabo la eficiente transmisión de una cultura empresarial, sin perder la identidad ni los valores de cada concepto.

Otro punto que me parece suma­mente importante es la infraestructura con la que cuentan para la distribu­ción de los materiales en sus cuatro comisariatos ubicados en puntos estratégicos en el país (Hermosillo, Monterrey, Ciudad de México y Can­cún), así como el proceso de logística nocturna que tienen.

Si algo he aprendido de su fórmula de éxito, es mantener un centro de distribu­ción robusto, dinámico y con la capacidad suficiente para atender una cadena con suministro propio, logrando una econo­mía de escala insuperable para no tener que depender de un tercero.

Por otro lado, cabe destacar la ardua labor que han realizado en el campo de la responsabilidad social, implementando acciones para cuatro frentes que pudieran parecer alcanza­bles sólo para las grandes compañías, pero que son relativamente fáciles de escalar en las empresas de cualquier tamaño: ofertar información nutri­mental a los comensales; otorgar pres­taciones superiores a las de la ley a los colaboradores; apoyar a la comunidad, a través del servicio “Nuestro Come­dor” de Fundación Alsea; y colaborar con los proveedores para favorecer al medio ambiente.

No cabe duda que Alsea se perfila como la mayor operadora de restau­rantes en América.

De hecho, puede ser que en estos momentos ya sea la tercera más grande en todo nuestro Continente.

alberto_torrado

Alberto Torrado Martínez.

 

Siguientes artículos

Lila Downs, armada con ‘Balas y chocolate’
Por

Volver a descubrir lo que pasa en la fuente de música es increíble. Mi vida profesional empezó alrededor de ella, y poco...