En su último mensaje en redes con motivo de su Sexto Informe de Gobierno, el presidente Enrique Peña Nieto admitió que el escándalo de la “Casa blanca” afectó la credibilidad de su gobierno y de la institución presidencial.

Sin hacer alusión al posible conflicto de intereses que implicaba la compra de la residencia por parte de su esposa Angélica Rivera a Grupo Higa, contratista del gobierno, el mandatario aseguró que todo el asunto fue legal y destacó que “sin tener necesidad”, la información relativa fue hecha pública.

“Creo que la manera en la que manejamos en su momento la explicación del asunto tampoco fue el correcto, nunca debí permitir que mi esposa diera esa explicación porque era yo el que tenía la responsabilidad”, mencionó Peña Nieto.

“El cuestionamiento era sobre el presidente, sobre lo cual además ofrecí una disculpa pública, no tanto porque se hubiese actuado equivocadamente, sino por cuanto afectó la credibilidad de la institución presidencial”.

PUBLICIDAD

Tras expresar su lamento, el presidente dijo que el quehacer de su gobierno fue enriquecido por la crítica y siempre actuó con respeto a la libertad de expresión.

El gobierno federal, insistió, ha sido respetuoso de la forma de pensar de cada mexicano y de las distintas expresiones políticas, construyendo con ello los acuerdos y consensos para impulsar los cambios que el país necesitaba.

Asimismo, subrayó que no se puede dejar de reconocer que su gobierno fue democrático y plural.

 

Siguientes artículos

Osorio Chong y Monreal discrepan por separación de Segob
Por

Osorio Chong sostuvo que la seguridad debe estar en la Secretaría de Gobernación, mientras que el exjefe delegacional de...