La Casa Blanca rechazó una propuesta bipartidista del Senado estadounidense para proteger a los jóvenes “dreamers” inmigrantes y reforzar la seguridad fronteriza, diciendo que debilitaría la aplicación de la ley actual y produciría una avalancha de inmigración ilegal.

Antes de los votos del Senado, la Casa Blanca dijo que los asesores recomendarían que el presidente Donald Trump vete el plan para proteger de la deportación a 1.8 millones de jóvenes adultos que fueron traídos ilegalmente a los Estados Unidos cuando eran niños, señaló la agencia Reuters.

“Esta enmienda cambiaría drásticamente nuestra política nacional de inmigración empeorando la seguridad fronteriza y socavando la ley de inmigración existente”, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, en un comunicado.

El Senado está debatiendo al menos cuatro medidas de inmigración a medida que los legisladores compiten por resolver el estado de los Dreamers, que estaban protegidos por un programa de la era Obama. Trump ha ordenado que el programa finalice el 5 de marzo, y le dice al Congreso que debe elaborar un plan alternativo para entonces.

PUBLICIDAD

La propuesta a la que se refirió Sanders, que se consideró la más probable para tener éxito en el Senado, también incluye un fondo de 25,000 millones para fortalecer la seguridad fronteriza y posiblemente incluso construir segmentos del muro fronterizo prometido por Trump con México.

La oposición de la Casa Blanca al plan pareció apuntar a una disposición que dirigirá al Departamento de Seguridad Nacional para enfocar los esfuerzos de aplicación en inmigrantes indocumentados que han sido condenados por crímenes, son una amenaza para la seguridad nacional o llegan a Estados Unidos después del 30 de junio de 2018.

“La prevención del cumplimiento con respecto a las personas que ingresaron ilegalmente a nuestro país antes de una fecha futura generará una avalancha de nuevas inmigraciones ilegales en los próximos meses”, dijo Sanders.

Un funcionario de la Casa Blanca dijo a los periodistas que el plan bipartidista era “DOA” o que estaba muerto al llegar, si pasaba el Senado.

El Departamento de Seguridad Nacional también se opuso al plan bipartidista liderado por la senadora republicana Susan Collins, diciendo que evitaría que los oficiales del DHS pudieran sacar a millones de inmigrantes indocumentados del país, y “es una violación atroz de los cuatro pilares de compromiso establecidos por el marco de reforma migratoria del Presidente “.

 

Siguientes artículos

Maduro califica de “impecable” reestructuración de la deuda
Por

Reuters.- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo el jueves que “va impecable” la reestructuración...