Casai, una plataforma tecnológica de hospedajes boutique para turistas de negocios y placer, actualmente administra unos 200 departamentos en la Ciudad de México, y buscará su expansión en la región a pesar del impacto del Covid-19.

Este octubre, la compañía con un año y medio de operación fundada por María del Carmen Herrerías y Nico Barawid, anunció el levantamiento de 48 millones de dólares en una serie A de financiamiento, liderada por la firma de capital de riesgo Andreessen Horowitz, misma que respaldó a Airbnb en sus inicios.

“Previamente recaudó 5 millones de dólares en una ronda dirigida por Kaszek Ventures, empresa creada por dos de los fundadores de Mercado Libre (y una de las mayores de capital de riesgo en la región), y Monashees Capital, uno de los primeros inversionistas de Rappi”, refirió la firma.

A la par de este anuncio, la empresa analiza su expansión dentro del mercado nacional, a ciudades como Guadalajara y Monterrey, así como en otros países como Brasil, donde se encuentran explorando el mercado de Sao Paulo.

casai
Foto: © Alonso Gallegos

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Durante los meses de la pandemia, los alojamientos de esta plataforma mantuvieron promedio de ocupación de cerca del 80%, apenas por debajo de los primeros meses del año, según Barawid, CEO y cofundador.

Sin embargo, observaron una transformación en el tiempo de estancia como en el perfil de los huéspedes, que se convirtió a mayoritariamente nacionales, frente a la superior ocupación de extranjeros antes de la pandemia.

“Antes del Covid, nuestras estancias eran de 4 o 5 días, en abril y mayo pasaron a ser de un mes o más, y ahora en septiembre regresaron a poco menos de una semana”, resaltó.

El servicio se enfoca a la generación nómada, por lo que integra los intereses de viajeros tanto de placer como de negocios, concepto que en inglés se ha llamado ‘bleisure’, mismo que se complementa con el servicio de su mayordomo digital, ‘Butler’, la app que además de controlar el funcionamiento del espacio y dar acceso, también ofrece sugerencias de actividades en el destino.

FB/WeAreCasai

Previo a la pandemia, dos tercios de sus huéspedes eran viajeros de negocio mientras que un tercio eran de placer, proporción que se invirtió en los últimos seis meses.

En sus alojamientos, la empresa busca exhibir a los huéspedes piezas de artistas y artesanos mexicanos, mismas que pueden adquirir tras finalizar su estancia. De acuerdo con Herrerías, jefa de operaciones de Casai, el 90% de los proveedores con que adecuan los departamentos son mexicanos. Las adecuaciones de una propiedad para prestar el servicio en la plataforma ronda los 200 mil pesos por departamento.

También lee: Esta cadena de hoteles aceleró su negocio con la pandemia y ahora quiere llegar a Sudamérica

Los alojamientos de Casai se encuentran en la zona centro-poniente de la Ciudad de México, en las colonias más lujosas y de moda, como Polanco, Santa Fe, Juárez, Condesa y Roma Norte. En esta última se ubica además su Casai Lounge, un lugar donde los huéspedes pueden acudir a organizar reuniones de negocios, descansar, solicitar información servicios, guardar equipaje o incluso convivir una vez que las medidas sanitarias lo permitan.

Las propiedades son en su mayoría arrendadas por los propietarios, quienes ceden el acceso exclusivo a Casai para su administración. Una vez ahí, lo adecuan de acuerdo con los estándares de la firma, no solo con el mobiliario sino con los aditamentos tecnológicos para ofrecer el servicio, así como con una conexión a internet de alta velocidad.

Entre las características indispensables para elegir los alojamientos, Herrerías destacó que se requiere que los inmuebles cuenten con sistema de vigilancia 24 horas, elevador y que estén ubicados en su zona de influencia.

Los servicios de limpieza se ofrecen a la llegada y la salida del huésped, así como bajo demanda, para evitar que el usuario se sienta invadido.

 

Siguientes artículos

Cartier
Masaryk, de las avenidas más caras del mundo, ¿en jaque por la pandemia?
Por

Avenida Masaryk en Polanco es una de las más caras del mundo, pero la pandemia de Covid-19 ha puesto en jaque a varios l...