La Cámara de Diputados de México aprobó la semana pasada la nueva Ley Federal de Juegos con Apuestas y Sorteos. ¿Cuáles son los cambios más importante que contiene?

 

 

La actividad de juegos con apuestas y sorteos (casinos), tanto en México como en los diversos países donde operan dichos negocios con las autorizaciones correspondientes, para realizar sus funciones otorgadas por las respectivas autoridades, siempre ha sido objeto de opiniones en diversos sentidos: desde aquellos que la consideran apropiada como parte de la economía de las regiones, así como lugares de diversión sana, hasta los que no la consideran una buena influencia para los ciudadanos por diferentes motivos. Tema aparte y de preocupación es el de aquellos casinos que operan en la clandestinidad, al margen del marco de la ley.

PUBLICIDAD

La Cámara de Diputados de México aprobó la semana pasada la nueva Ley Federal de Juegos con Apuestas y Sorteos, documento que fue turnado al Senado para su análisis, razón por la que consideré importante compartir con usted, estimado lector, algunas reflexiones sobre el dictamen de la Comisión de Gobernación de los Diputados con respecto a la iniciativa con proyecto de decreto, por el que se expide la Ley Federal de Juegos con Apuesta y Sorteos. Dicho dictamen contiene temas muy relevantes, como, entre otros, los que mencionaré a continuación.

 

1. El dictamen de los diputados hace mención a que el proyecto “propone un cambio de paradigma radical en la regulación de los juegos con apuesta y sorteos. En primer lugar, este proyecto coloca como su centro a las personas. A partir de esa determinación, la Ley se erige como una serie de regulaciones que garantizan el derecho de las personas a esparcirse libremente. De esa manera, se establecen los ejes de protección al participante, las políticas públicas para un juego responsable,la salvaguarda del derecho humano a la salud mediante los criterios de atención y prevención de la ludopatía y la protección a grupos vulnerables. Coincido en que las personas deben ser el centro de la Ley y agregaría la protección de la economía del país.

 

2. Se hace mención en el dictamen que, sujeto a las disposiciones, requerimientos y limitantes de la Ley, se abre la puerta para que en nuestro país puedan celebrarse toda clase de juegos con apuesta, como los juegos de cartas (juego en vivo) y las máquinas tragamonedas, bajo ciertos estándares que brinden seguridad al participante. Se dice que el cambio de paradigma tendrá beneficios relevantes. Lo anterior me parece adecuado, siempre y cuando las facultades de supervisión de la autoridad correspondiente sean robustas, profesionales y eficientes.

 

3. Se propone la creación de un órgano desconcentrado de la Secretaría de Gobernación, el Instituto Nacional de Juegos y Sorteos, que será la autoridad encargada de regular los juegos con apuestas y sorteos en México. En consecuencia, será quien determine a las personas a las que debe otorgarse un permiso para la realización de las actividades previstas en la Ley. Asimismo, será quien se encargue de verificar que estas actividades se lleven a cabo de acuerdo con lo que disponga la normatividad en la materia y, en caso de que no sea así, aplicar las sanciones que correspondan. Es recomendable que los funcionarios que integren dicho Instituto, entre otras características, conozcan sobre la prevención, detección y reporte de dinero de procedencia ilícita.

 

4. Punto muy relevante que se menciona en el dictamen es que la industria de los juegos con apuesta y sorteos es una realidad en nuestro país. El presente proyecto propone modificar el paradigma semi-prohibicionista de la Ley vigente. En su lugar, pone énfasis en dos cuestiones:

a. Evitar que esta industria sea un medio de financiamiento y apoyo para actividades ilícitas.

b. Proteger a los jugadores de la adición patológica a los juegos con apuesta.

 

De esta forma, el proyecto de decreto por el que se expide la Ley Federal de Juegos con Apuesta y Sorteos da respuesta a un reclamo de la sociedad y la industria: juego legal, controlado y con alta responsabilidad social.

Como aquí lo he mencionado, la industria de los casinos en los diversos países donde opera ha sido objeto de opiniones diversas, tanto buenas, malas, como neutrales, algunas muy relacionadas con su presencia como actores de las economías de las naciones. Considero que, de ser aprobada por el Senado la nueva Ley Federal de Juegos con Apuesta y Sorteos, debidamente aplicada en conjunto con el adecuado cumplimiento de las obligaciones previstas en la Ley Antilavado para este sector, se contribuye en mucho a dar certeza y tranquilidad al ciudadano sobre la existencia de este tipo de giros.

Bobby Fischer, gran maestro de ajedrez, campeón mundial, dijo: “Juego honestamente y juego para ganar. Si pierdo, sufro las consecuencias”. ¿Qué opinas, estimado lector?

 

 

Contacto:

Página web: www.garciagibson-consultores.com

e-mail: [email protected]

Twitter: www.twitter.com/garciagibson

 

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Cómo ayudar a que un cliente se decida
Por

Sea que vendamos productos de cualquier índole o que ofrezcamos servicios de cualquier tipo, sea que lo hagamos de forma...