Ciudad de México fue la que más empleos formales generó en el tercer trimestre del año y también fue la que más Inversión Extranjera Directa (IED) obtuvo, sin embargo 5 de cada 10 habitantes de ella viven con $153 o menos al día.

A pesar de que la CDMX formó parte del grupo de las 11 entidades que más aporta al Producto Interno Bruto (PIB), de acuerdo con datos del INEGI, el 51.1% de su población viven en algún tipo de pobreza, explicó el Consejo de Evaluación del Desarrollo Social de la Ciudad de México (Evalúa).

De acuerdo con el reporte económico de segundo trimestre de 2019 de la CDMX, la capital formó 44 mil 285 nuevos empleos formales netos, lo que la colocó al inicio de la lista. Además obtuvo 2 mil 263.2 millones de dólares (mdd) en IED.

A pesar de esto, el texto también indicó que durante 2018, el 51.7% de la ciudadanía no contó con seguridad social y ni el 20.1% a servicios salud, lo cual se explica por la generación de empleos informales.

La disparidad económica es tal, que de acuerdo por el Índice de Desarrollo Social de 2015, las alcaldías que más carencias sociales reportaron fueron Xochimilco y Milpa Alta, con -1.2 y -0.9, respectivamente. En su contra parte, la Benito Juárez reportó -1.7, así como -1.6 la Miguel Hidalgo y Coyoacán.

Tal desigualdad económica no es propia de la Ciudad de México, sino de todo el país, coincidió Fernando Cortés Cáceres, economista y experto en temas de desigualdad de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso).

Pobreza-cdmx

Origen del problema

De acuerdo con Cortés Cáceres, la razón del problema emana en la coexistencia de muchas formas distintas de producción, unas muy rudimentarias y otras muy avanzadas.

Por un lado está el artesano, indicó, con formas muy antiguas de producción y sin tecnología, mientras en el otro lado está el CEO de una empresa con lo más avanzado.

Por ello, insistió en la necesidad de crear una política social que “ataquen el problema en ese nivel”, mas no con programas “que le den dinero a la gente para que salgan de la pobreza y tengan para comer”.

“Lo que no hay es una política social, sino un conjunto de programas que no están articulados, ese es el problema también”, subrayó.

El catedrático de Flacso definió que tales políticas deben ir orientadas a modernizar las formas de producción rudimentarias, en apoyar la comercialización de los pequeños productores, con técnicas más eficientes, así como blindar dichos canales para que los ingresos “no se queden en manos de los intermediarios”.

TAMBIÉN LEE: Mucho combate a la pobreza, pero en México 4 de cada 5 la padecen

 

Siguientes artículos

CDMX. Foto: Angélica Escobar/Forbes México.
El desalojo ¿eliminado en la Ciudad de México?
Por

Ley Constitucional de la CDMX prescribe que el derecho a una vivienda se entenderá de acuerdo con los contenidos esencia...