La empresa mexicana Grupo Cementos Chihuahua invertirá hasta 90 mdd en la ampliación de su planta en Dakota del Sur, Estados Unidos.

 

 

PUBLICIDAD

La empresa mexicana Grupo Cementos Chihuahua (GCC) invertirá durante los próximos dos años hasta 90 millones de dólares (mdd) en la ampliación de su capacidad productiva en Estados Unidos (EU), para satisfacer la demanda del vecino país del norte.

“El proyecto ya está comenzando y estamos en la etapa de selección de proveedores, de evaluación de propuestas y la aparte fuerte de inversión será en 2016 y 2017”, asegura en entrevista con Forbes México Luis Carlos Arias Laso, director de Tesorería Corporativa.

La ampliación de la planta y el último ejercicio de inversión se darán durante el primer trimestre de 2018.

En la actualidad, la firma cuenta con seis plantas cementeras (tres en México y tres en EU), 21 centros de distribución, más de 1,000 unidades de transporte de cemento y concreto.

La capacidad productiva de la empresa es de 4.26 millones de toneladas, de las cuales 2.4 se destinan a EU y 2.2 se quedan en el mercado mexicano.

La planta de Dakota del Sur tiene su producción vendida al 100% y se invertirá para ampliar su capacidad productiva en 0.6 millones de toneladas y alcanzar los 3 millones de toneladas en EU.

El 70% de las ventas de Grupo Cementos Chihuahua (GCC) provienen de Estados Unidos (EU), mientras que el porcentaje restante es de México

El principal cliente de la firma en EU son las compañías que producen concreto y no de autoproducción como sí sucede en México. “Nuestros clientes son las empresas de concreto y sus clientes son los contratistas de los proyectos carreteros, plantas y hoteles”.

El mercado de EU demanda cada año 90 millones de toneladas de cemento, lo cual ofrece una oportunidad de crecimiento para el corporativo de Arias Laso, quien ocupa los primeros los primeros lugares en los estados en donde tiene presencia con sus plantas.

“Somos el jugador más importante de la región en donde operamos y el que mejor surte a los clientes”, asegura el encargado de la Tesorería Corporativa de GCC.

Hasta junio de este año, la empresa ha logrado un crecimiento de 19% en sus ventas y un aumento de 35% en su flujo de operación. Porcentajes de crecimiento nada despreciables para un jugador que se recupera de la crisis inmobiliaria del pasado.

La crisis inmobiliaria en EU hizo que la empresa mexicana frenara la época de vacas gordas de la firma en 2008, pero tiene confianza que los próximos años vuelva la recuperación de la construcción y el oro gris vuelva a brillar.

“Nos tocó apretarnos el cinturón para que la empresa saliera bien posicionada de la crisis. Ahorita estamos mirando el mercado con una expectativa de crecimiento”, explica.

El año pasado la empresa incrementó sus ventas en 20% y 40% su flujo operativo, hecho que muestra el buen momento que atraviesa la firma cementera. Las vacas gordas parecen estar de vuelta.

El próximo año, Cementos Chihuahua festeja 75 años de haberse fundado en el estado que la compañía adoptado como propio.

Las plantas más grandes que tiene la firma en EU con una producción de 2 millones de toneladas se encuentran venidas

En México hay tres plantas: una de productos especiales y dos plantas de cemento que se utilizan al 100%.

“En México aún tenemos capacidad adicional para producir, y en el centro-norte de EU tenemos venida nuestra producción al 100%”, dice.

La ampliación de sus operaciones en Estados Unidos por la recuperación de la demanda del material de construcción son los factores que le sonríen a GCC

Asimismo, se suma a la conformación de una estrategia: la compañía busca generar un modelo que le permita romper los ciclos y mantener la demanda constante en EU, para alimentar un flujo de efectivo más estable.

En la actualidad, la capacidad productiva de la firma mexicana va de Chihuahua hasta la frontera con Canadá. Los territorios comprenden Nuevo México, Colorado, Este de Texas, Wyoming, Dakota del Sur, Dakota del Norte, Minnesota, Iowa, así como una operación de concreto en Oklahoma y Arkansas.

 

Buenas Finanzas

En julio pasado, la cementera refinanció su deuda por 194 mdd. “Bajamos costos y generamos condiciones más flexibles para aprovechar un crecimiento futuro. Estamos buscando oportunidades de crecimiento”

“Una posición financiera más sólida hace que estemos listos y buscando oportunidades”, asegura Carlos Arias.

La deuda bancaria es de 194 y el bono es por 260 mdd, lo que sumado representa una deuda de 454 mdd.

Las ventas netas de Cementos Chihuahua en 2014 alcanzaron 10,010 millones de pesos (mdp), 19% más que lo generado en 2013. Mientras que el Ebitda durante el año pasado creció 2,040 mdp, lo representa un incremento de 40% en relación a 2013.

En México, la oportunidad se encuentra en la construcción de hoteles e infraestructura, sobre todo, en Chihuahua, en donde la compañía es líder en la venta de cemento.

 

Siguientes artículos

Fed de Richmond defiende alza de tasas en septiembre
Por

El presidente de la Fed en Richmond, Jeffrey Lacker, quien ya defendió un alza de tasas en junio y tendrá un voto en la...