El cempasúchil, flor de 20 pétalos y elemento fundamental en estas celebraciones de Día de Muertos, no es sólo una de las más bellas y representativas de nuestra cultura. También es una de las producciones más importantes de nuestro país en esta temporada. 

Ante los retos que la pandemia por Covid-19 ha desencadenado, la atención a floricultores mexicanos y la promoción del consumo local son esenciales para contribuir a la reactivación de la economía. Y están al alcance de nuestra mano, todos podemos contribuir.

México es el tercer productor de plantas ornamentales en el mundo, de acuerdo con una de las más importantes exposiciones de flores: Ornamental Plants & Flowers México (OPF). Cempasúchil, terciopelo, crisantemo y nube son las flores de esta temporada más socorridas. Sin embargo, su presidente Enrique Arias estimó que este año la siembra disminuyó hasta en un 40%.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Una buena noticia es que en la Ciudad de México, de acuerdo a la Secretaría del Medio Ambiente, se ha impulsado la producción para lograr aumentos de hasta el 15%, un avance relevante si consideramos cómo ha estado el mercado por la emergencia sanitaria; Xochimilco, Tláhuac y Milpa Alta son las alcaldías predominantes en esta actividad. 

El sábado 24 de octubre, la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, comenzó una campaña para fomentar la compra a floricultores. Por otra parte, el titular de Sedeco, Fadlala Akabani, difundió que afuera de las tiendas Issste y Superissste se colocaron los productos de los floriculturistas para que estuvieran más cercanos al alcance de los consumidores. 

Además, se ha encargado de la revisión y supervisión de las medidas de higiene en los mercados capitalinos. La Secretaría de Turismo local a cargo de Carlos Mackinley también ha contribuido a publicar la lista de quienes se dedican a esta actividad económica. 

Sigue la información sobre la economía y los negocios en Forbes México

El objetivo es grande, se espera lograr que las personas compren más de 2 millones de macetas de esta flor y se apoye a más de 600 productores. Ahora que celebremos en casa y participemos en la iniciativa “Ofrenda infinita”, tenemos una oportunidad de presumir nuestra contribución a la economía con fotografías de nuestros altares cubiertos de pétalos naranja y del orgullo de comprar el trabajo de campesinos y vendedores cercanos.  

Desde nuestra trinchera como ciudadanía organizada, en el Consejo Ciudadano de la Ciudad de México hacemos equipo para fomentar el consumo local, clave para reactivar no sólo la economía de una colonia o de una región, sino de toda nuestra capital. 

La flor de los muertos es una opción para darle vida, o al menos un aliento, a miles de empleos.

Suscríbete a Forbes México

Contacto:

Salvador Guerrero Chiprés es Presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México.

TW: @guerrerochipres

www.consejociudadanomx.org

Twitter: @elconsejomx

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

carbón
Energías del futuro, la clave para enfrentar el cambio climático
Por

El cambio climático ocupa un papel preponderante en el diálogo global de la última década y a pesar de que su impacto pa...