Centroamérica desaprovecha sus recursos disponibles para potenciar sus instalaciones eléctricas, lo que podría reducir las tarifas de los consumidores, advirtió el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

De acuerdo a Dante Mossi, presidente del Banco, la línea de transmisión de 1,800 kilometros que enlaza a la región desde México hasta Panamá, tiene capacidad para transportar 300 megavatios por hora.

Sin embargo, la limitación de las estaciones de cada país impide el intercambio a su máximo nivel.

Centroamérica tiene suficiente energía, unos 1,200 megavatios por hora en promedio por país, pero se requieren instalaciones apropiada para que se pueda intercambiar a precios establecidos por la oferta y la demanda, en beneficio de los consumidores, advirtió el directivo.

La línea de interconexión regional es como si fuera «una autopista de cuatro carriles, pero solo tiene una calle de un carril» para bajar a cada uno de los países, lamentó el ejecutivo del BCIE.

Lo ideal sería que cuando a un país le sobra energía al llenarse sus represas en la época lluviosa, pudiera vender sus excedentes a bajo precio a los países afectados por sequías u otros fenómenos naturales, indicó el funcionario.

Puedes leer: Prometedores beneficios que ofrece la Inteligencia Artificial para Centroamérica

«¿Cuál es la tragedia que, como financista, el BCIE tiene? Que nosotros estamos ofreciendo financiamiento para resolver estos problemas» pero lo desaprovechan los países, deploró el funcionario de nacionalidad hondureña.

Como ejemplo de los beneficios que podría tener la mejora de las estaciones locales, mencionó que en Panamá el BCIE financió una planta de generación eléctrica a gas por 1,000 millones de dólares (mdd) que, por su capacidad de 360 megavatios por hora, puede vender electricidad a bajo precio.

Al respecto, señaló que el BCIE puso a disposición desde hace dos años 120 mdd para elevar las capacidades de las estaciones eléctricas centroamericanas.

Sin embargo, ejecutivos del Sistema de Interconexión Eléctrica para los Países de América Central (SIEPAC), que administra el mercado regional de energía, reconocieron que las naciones no se han puesto de acuerdo para mejorar sus instalaciones con esos fondos.

Mossi añadió que el BCIE también aprobó un financiamiento para duplicar a 600 megavatios la capacidad de la línea de la interconexión.

Para aprovechar el mercado regional habría que construir «más subestaciones y aumentar la capacidad de transmisión» interna de cada uno de los países, recomendó.

«La historia es cómo sacarle provecho al financiamiento disponible para (…) el beneficio de la gente», insistió.

 

Siguientes artículos

Estados Unidos recortará 450 mdd de ayuda para Centroamérica
Por

El Salvador, Guatemala y Honduras, los principales países afectados.