Brian Krzanich renunció este jueves como CEO y miembro de la junta directiva de Intel por mantener una “relación consensuada en el pasado” con una persona que trabaja en la empresa, lo que vulneró las políticas internas, según comunicó la tecnológica de Santa Clara, California.

El actual CFO, Robert Swan, le sustituirá de forma inmediata hasta que la junta encuentre un CEO permanente entre candidatos tanto internos como externos a la empresa.

Intel informa de que recientemente conoció el affair entre Krzanich y una persona que trabaja en la compañía, de quien no se conocen más datos, como resultado de una investigación interna y externa.

Según confirma la compañía, esto vulnera la política de no fraternización que aplica a todos los directivos.

PUBLICIDAD

“Confiamos en la capacidad de Bob Swan para liderar la compañía. Bob ha sido instrumental al desarrollo y ejecución de la estrategia de Intel. Agradecemos las aportaciones a Intel de Brian”, dijo el presidente de la tecnológica, Andy Bryant.

Swan se incorporó en Intel como CFO en octubre de 2016, luego de trabajar en el mismo cargo por Electronic Data Systems, TRW e eBay.

Krzanich, de 58 años, fue el sexto CEO de Intel, nombrado en mayo de 2013 luego de un año ejerciendo de director de operaciones.

Especificando que la relación de Krzanich con dicha persona fue “consensuada”, Intel evita que la salida del CEO se una al historial de recientes casos de renuncias de altos cargos en instituciones y organizaciones por acusaciones de abuso sexual, como ocurrió en Hyundai, en Harvard, en el Ministerio de Finanzas de Japón o en la Academia Sueca.

Intel informó que espera un segundo trimestre de récord, con ingresos de aproximadamente 16.9 billones de dólares y utilidades por acción de unos 0.99 dólares. Con ello, espera que 2018 sea otro año de récord.

 

Siguientes artículos

daimler-planta-mercedes-benz
Ventas de Daimler resienten la tensión comercial entre EU y Europa
Por

Las acciones de automotrices se hundieron a un mínimo de nueve meses en los mercados europeos después de que Daimler red...