“La industria cervecera es una industria emblemática mexicana. Hemos perfeccionado la cerveza. Hemos dado muestra al mundo de una gran calidad”.

Ildefonso Guajardo, Secretario de Economía.

Uno de los aspectos que más disfruto de mi trabajo es la apertura de nuevas fábricas cerveceras en nuestro país, así como los anuncios de inversión para plantas de producción y/o centros de distribución y logística.

Y me animo a decir que este es uno de los aspectos que más disfruto de mi trabajo porque cada nueva planta cervecera, cada centro de logística, cada polo de distribución implica desarrollo económico para México, implica nuevos empleos, así como derrama económica a nivel local y regional.

PUBLICIDAD

Uno de los ejemplos del desarrollo que generan las nuevas plantas cerveceras lo vivimos el martes pasado en Meoqui, Chihuahua, al realizarse la apertura de la séptima planta cervecera de Heineken México. Las otras seis plantas se encuentran ubicadas respectivamente, desde 1890 en Monterrey, Orizaba, Tecate, Toluca, Guadalajara y Navojoa.

La planta de Meoqui tiene una extensión de 70 hectáreas y cuenta con diversas características que vale la pena señalar en esta entrada:

  • Inversión de 500 millones de dólares y una capacidad de producción de seis millones de hectolitros al año (aproximadamente seis millones de botellas de cervezas al día) para abastecer tanto el mercado nacional como el internacional. Durante el evento de apertura, Dolf van den Brink, director general de Heineken México, informó que las inversiones de la empresa alcanzarán los dos mil millones de dólares en todos los procesos productivos hasta 2019.
  • Esta nueva planta es la primera que operará bajo los principios de Economía Circular: el 100% de los residuos serán tratados o reciclados. Además, este concepto de Economía Circular contempla también la convivencia con pequeñas industrias de la zona.
  • La cervecería de Meoqui, diseñada con tecnología de vanguardia, aprovechará la energía solar (con celdas fotovoltaicas instaladas en los vidrios de las ventanas) y energía eólica, contará con una planta de tratamiento de aguas residuales y será la más eficiente de todo el sistema Heineken en el mundo, ya que solo utilizará dos litros de agua por litro de cerveza producido. Así, se reducirá en 50% el uso de energía térmica y en 30% el uso de agua, logrando un impacto positivo en la industria cervecera.
  • Generación de empleos; la planta de Meoqui, que es ya una realidad, generará dos mil fuentes de empleos. El 90% de los empleados de este complejo son originarios de Meoqui, Chihuahua y Delicias. El 20 por ciento está integrado por mujeres.

A la inauguración también asistieron el CEO de Heineken NV, Jean-François van Boxmeer; el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal; el gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado; y el alcalde de Meoqui, Ismael Pérez.

No tengo duda que las inversiones en la industria cervecera en nuestro país van en aumento y habremos de consolidar el crecimiento sostenido. El reto es mantener el dinamismo que se traduce en empleos, desarrollo y bienestar económico para las familias de México.

Hasta el próximo martes…

 

Contacto:

Twitter: @maribelquirogaf / @CervecerosdeMex

Facebook: Maribel Quiroga / Cerveceros de México

Página web: Cerveceros de México

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

El emprendimiento como recurso de cambio
Por

Muchos empleados insatisfechos en las empresas buscan cualquier pretexto para huir de ahí. El emprendimiento se presenta...