La compañía acordó con la CFC permitir que las cervezas de pequeños productores entren en los puntos de venta donde tienen exclusividad.

 

Grupo Modelo anunció que, como parte de la conclusión a una investigación de la Comisión Federal de Competencia (CFC), se comprometió a permitir el acceso de cervezas artesanales mexicanas en restaurantes, bares y cantinas, en los que la empresa tenga exclusividad.

En un comunicado, la compañía agregó que la CFC decidió dar por concluida la investigación a la industria cervecera mexicana iniciada en 2010, sobre la celebración de contratos de exclusividad con puntos de venta en el canal tradicional (expendios) y botella abierta (consumo en establecimientos).

PUBLICIDAD

El órgano antimonopolios acordó una serie de compromisos con las dos principales cerveceras del país, Modelo y Moctezuma, para fomentar la transparencia y competencia en el mercado.

Las compañías se comprometieron a que, una vez vencidos los contratos actuales de exclusividad, utilizar un nuevo formato simplificado; comunicar a clientes con los que no se tiene exclusividad que pueden optar por el proveedor de su elección; y limitar el número de contratos a no más del 25% de los puntos de venta actuales y bajarlo a 20% para 2018.

“El cierre de esta investigación otorga a los productores de cerveza, clientes y  consumidores certeza hacia el futuro. Grupo Modelo continuará enfocándose en lo que mejor hace: producir y vender las mejores cervezas y ofrecer un servicio de calidad a nuestros clientes y consumidores”, dijo la compañía.

Durante años, los pequeños productores de cerveza artesanal argumentaban dificultades para colocar sus productos en puntos de venta y establecimientos donde Modelo y Moctezuma tenían exclusividad, quedándose con una proporción muy reducida del mercado.

Por su parte, la CFC indicó en un comunicado que la limitación de los contratos de exclusividad en cantidad y tiempo asegura que éstos “no se constituyan en una barrera a la entrada de otros competidores, que tendrán acceso al resto de los establecimientos, así como condiciones propicias para disputar los establecimientos con contratos firmados bajo condiciones claras y transparentes”.

El órgano antimonopolios agregó que un auditor independiente verificará el cumplimiento de estas condiciones y reportará periódicamente a la CFC. y que el incumplimiento de éstas acarreará una multa de hasta 8% de los ingresos anuales en México de la empresa responsable.

La decisión del Pleno de la CFC fue aprobada por cuatro de cinco comisionados, incluido el comisionado presidente, Eduardo Pérez Motta. Quien votó en contra fue el comisionado Miguel Flores Bernés, pues consideró que los compromisos “no están dirigidos para suspender, suprimir, corregir o no realizar las prácticas denunciadas, por tanto no tienen como consecuencia la restauración o protección del proceso de competencia y libre concurrencia”.

 

 

Siguientes artículos

Banco de Japón, más optimista sobre economía
Por

La economía de Japón está comenzando a recuperarse moderadamente, dijo el BOJ en un comunicado.   Reuters TOKIO.- E...