El medio es el mensaje, aseguró alguna vez Marshall McLuhan, quien no imaginó el tamaño que tendrían alguna vez los televisores. 

 

Las Vegas, Nevada– Las impresoras 3D han dejado de ser impresionantes. Lo de hoy, en cambio, son las pantallas curvas, la nueva tendencia que el mercado ha exhibido en la edición 2014 del Consumer Electronics Show. Y parece irreversible (aunque, si se piensa dos veces, esta nueva tendencia tiene mucho de retro y por lo mismo ya se ha visto que nada es completamente irreversible).

El medio es el mensaje, aseguró alguna vez Marshall McLuhan, quien no imaginó el tamaño que tendrían alguna vez los televisores. Partiendo de estándares y tendencias, cabría pensar que en unos pocos años el mínimo aceptable será de 50 o 55 pulgadas, y ello implicará estar en la parte más baja de la escala social. Por supuesto, el tamaño cuenta, y por lo que se ha visto en el CES 2014 también la capacidad de hacer cosas… extraordinarias.

PUBLICIDAD

En ese sentido, LG parece empeñada en hacer de los televisores 3D su nicho de mercado, Sony se mantiene ligeramente a la saga pero sin llegar jamás a marcar tendencia y Samsung, bueno, se pavonea de su éxito y presenta una televisión flexible que probablemente comenzará a venderse a finales de este año en México. Sharp, por su parte, parece haber olvidado que alguna vez lideró el segmento de las pantallas de LCD, y Panasonic sólo impresiona por el tamaño de su panel de exhibición.

El resto es la UHD, es decir, la Ultra High Definition (y quizá dentro de un año hablaremos de la Hiper High Definition, que seguramente será mejor que la UHD, pero sólo un poco mejor): muchos más pixeles para nuestros ojos que, siendo honestos, ya no alcanzan a descubrir la diferencia.

Pero no sólo crecen las pantallas de televisión y su capacidad, también lo hacen los smartphones, y al hacerlo parecen difuminar la de ya de por sí angosta línea que los separa de las tablets. ¿No hubo alguna vez una época en que lo pequeño era lo más cool? Si así fue, el mundo parece haberse olvidado de ello y hoy apuesta por todo aquello que tenga semejanza con los elefantes (en días pasados se rumoró, incluso, que el iPhone 6 aparecerá el próximo mes de mayo y que será el eslabón perdido entre el iPhone 5 y el Mini iPad).

Sin embargo, más allá de lo que dicten las tendencias, lo que parece haber quedado muy claro en la edición 2014 del Consumer Electronics Show, es que la competencia en todos los ámbitos de la tecnología es terriblemente despiadada, y que encontrar un nuevo nicho de mercado, una nueva aplicación, una nueva función o un nuevo dispositivo, equivale a cazar a la ballena blanca que perseguía el Capitan Ahab.

Y como prueba de ello, bastaría con mencionar el episodio que tuvo lugar en la ponencia del CES que congregó al consultor y empresario Michael Kassan, con Maurice Lévy (CEO de Publicis) y Dick Costolo (CEO de Twitter), en un primer momento, y un poco más tarde con Carolyn Everson (Vicepresidenta de Facebook), Scott Dorsey (CEO de ExactTarget), Andrew England (director de Mercadotecnia de MillerCoors) y a Jim Farley (Vicepresidente Global de Mercadotecnia y venta de Ford).

Kassan entrevistó a Lévy y a Costolo por su separado, haciendo énfasis en la sociedad que sostienen Twitter y Publicis hoy en día (valuada en algo así como 600 millones de dólares); ambos llevaban en las solapas dos distintivos de Twitter. Cuando su participación concluyó, Kassan llamó al resto de los convocados, los cuales tardaron en aparecer en el escenario. Cuando al fin lo hicieron y presentó a Carolyn, ésta bromeó a modo de saludo: “Les ofrezco disculpas por el retraso allá atrás… pero me detuve un poco para darle a Maurice Lévy un pin porque me di cuenta que llevaba puesto uno de Twitter”.

 

Siguientes artículos

Inflación se aceleró a 3.97% en 2013
Por

El índice de precios al consumidor subió un 0.57 en el último mes del 2013, reportó el Inegi   Reuters La inflación...