El primer reloj inteligente de la firma suiza es un buen experimento, pero su calidad y especificaciones podrían no estar a la altura de su precio.

 

LAS VEGAS.- En noviembre de 2015, Tag Heuer presentó al mundo su modelo Connected, el primer smartwatch de la casa relojera suiza. Hoy pudimos conocerlo personalmente dentro del booth de Intel en el Consumer Electronics Show (CES) de Las Vegas, y éstas son nuestras impresiones:

PUBLICIDAD

Lo primero que notas cuando tomas el Connected es que es grande, mucho. Aunque su pantalla tiene un diámetro de 46 mm, la caja de titanio le da unas dimensiones mucho más voluminosas. No obstante, los materiales con los que está fabricado (titanio y silicón), lo hacen sólido y ligero: pesa sólo 53 gm.

El Connected es grande, así luce junto a un Apple Watch de 42 mm.

El Connected es grande, así luce junto a un Apple Watch de 42 mm.

Aunque éste es un reloj que corre sobre Android Wear, las carátulas personalizadas precargadas le dan el toque final para hacerlo parte de la familia Tag Heuer. Probamos el Connected en un sitio cerrado con iluminación artificial, pero el contraste y la luminosidad no resultaron nada satisfactorios y la densidad de pixeles por pulgada es la más baja en el departamento de relojes inteligentes.

El display LCD está protegido por un cristal de zafiro resistente a las ralladuras, un detalle que está a la altura de los demás modelos de la casa relojera.

En cuanto al desempeño, lo poco que pudimos ver es que la transición entre aplicaciones y ventanas se da de forma suave y sin contratiempos. Entre todos los relojes que se encuentran actualmente en el mercado, el Connected compite por las mejores especificiaciones, al menos en el papel:

  • Procesador Intel de doble núcleo a 1.6 GHz (aunque Tag Heuer especifica que funciona normalmente a 500 Mhz),
  • 1 GB de memoria RAM (el doble que su competencia)
  • Batería de 410 mAh, una de las más altas

Cuán bien se comportará el Connected en el mundo real, eso está por verse, lo que sí resulta evidente es que se siente como un Tag Heuer, aún cuando sea un tanto delicado: La caja de titanio de uno de los modelos que probamos ya estaba rallada, recordemos que hablamos de un reloj de 1,500 dólares.

tag5tag_4tag3

 

Siguientes artículos

5 autos que robaron cámara en el CES 2016
Por

Eléctricos, híbridos y convencionales; ahorradores y bestias de miles de caballos de fuerza. Este año el CES tuvo una al...