LAS VEGAS, Nevada. Si caminas por los pasillos del Mobile World Congress, la feria de comunicación móvil celebrada año tras año en Barcelona, notarás que la presencia de Google está por todas partes, algo que resulta razonable al tratarse de un evento que gira en torno al teléfono inteligente. Ahora, Google quiere repetir el truco en el Consumer Electronics Show, la feria de tecnología más grande en el mundo, y su caballo de batalla es su mayordomo virtual: Google Assistant.

Y, a juzgar por la cantidad de productos que han anunciado la integración del asistente virtual de la empresa californiana, la estrategia está funcionando. En esta edición del CES compañías como LG, Sonos, JBL, Sony, TCL e incluso empresas automotrices —a través de Android Auto— presentaron productos que cuentan con Google Assistant.

La cuestión es, sin embargo, que muchos de esos fabricantes no sólo están optando por colocar el asistente de Google en sus nuevos lanzamientos, sino también Alexa, la apuesta de Amazon, que, de acuerdo a algunos análisis, domina el segmento en Estados Unidos con más de 65% de participación de mercado.

Quizá es por ello que, por primera vez, la empresa cofundada por Larry Page y Sergei Brin mostró músculo en esta feria tecnológica, instalando un pabellón gigantesco al aire libre en el que muestra las virtudes de su asistente al tiempo que exhibe algunos de los productos en los que está integrado, a los que se suman dos nuevos productos.

PUBLICIDAD

La idea, relata Lilian Rincón, directora de producto de Google Assistant, es promover el asistente y anunciar que ahora está disponible en pantallas inteligentes y autos.

Las pantallas, o Smart displays, de los que ya existe una oferta incipiente, principalmente de marcas como JBL y Lenovo, sirven como centro de control para Internet de las Cosas, y permiten al usuario manipular otros dispositivos —de Google o de terceros—, como Chromecast en una televisión, o una cámara Nest, por ejemplo.

Hasta ahora, la compañía había evitado pronunciarse por el alcance en las capacidades de su asistente, pero ahora parece sentirse cómoda hablando al respecto: “Google Assistant puede hacer un millón de acciones”, afirma Rincón. Dichas acciones son combinaciones, por ejemplo, si le pides a Google reproducir música puedes hacerlo con algunas de las aplicaciones disponibles en la PlayStore, lo mismo ocurre si le pides meditar y tienes más de una app instalada, como Headspace o Insight Timer.

Además, Rincón añadió que, “hoy ya suman 400 millones de dispositivos a nivel global”, por lo que resulta evidente que hay un interés por el producto.

En México, Google Assistant fue presentado en mayo de 2017, pero su alcance es limitado y sólo está disponible en algunos teléfonos Android, no obstante, Rincón afirma que el equipo de más de 1,000 personas dedicado al desarrollo del asistente hará posible que eso cambien en algún punto de 2018 —prefirió no dar un marco temporal más específico—, con lo cual podría abrirse a nuevos dispositivos, como el Google Home, desarrollado por el propio Google, o productos de terceros.

“Tenemos que entender que Google Assistant es como un niño pequeño, apenas estamos enseñándole cosas”, dice Rincón, y si consideramos la velocidad con la que ha crecido, aprende muy rápido.

Google en CES

#CES2018 Por fin sucedió: Google ha traído su artillería pesada al Consumer Electronic Show de este año.

Posted by Forbes México on Wednesday, January 10, 2018

 

Siguientes artículos

Game Boy, la consola portátil de Nintendo está por regresar
Por

El dispositivo estará hecho en aluminio y lo que Hyperkin busca es una reproducción lo más exacta posible de la portátil...