La Comisión Federal de Electricidad (CFE) usará más combustóleo para generar electricidad si Petróleos Mexicanos (Pemex) se lo vende barato.

“Sí, si nos lo venden barato, lo vamos a utilizar”, declaró el coordinador de generación termoeléctrica de la compañía estatal, Héctor López Villarreal, en conferencia de prensa.

Esta respuesta deriva de la norma ambiental establecida por la Organización Marítima Internacional (OMI) que obligará a los buques a reducir el contenido de azufre en el combustóleo por debajo de 0.50% masa/masa a partir del 1 de enero de 2020 con el fin de reducir la contaminación ambiental asociada. Esta medida devaluaría el precio del hidrocarburo derivado del residuo de la destilación del petróleo crudo.

El representante de CFE comentó que, actualmente, un gigajulio generado con combustóleo tiene un precio de 20 dólares; con diésel oscila en 22 dólares, mientras que con gas natural ronda de tres a cuatro dólares por gigajulio generado.

López Villarreal mencionó que el precio del combustóleo sería competitivo si cayera a los niveles del gas continental.”Sería interesantísimo ese precio, lo haría muy competitivo”, expresó.

Recordó que el Mercado Eléctrico Nacional está sujeto a las reglas del costo del kilowatt-hora y que la tecnología de generación eléctrica que ofrece el menor precio es la que despacha la energía primero.

CFE dijo que puede utilizar combustóleo “sin ningún problema” en todas aquellas centrales termoeléctricas que han hecho el cambio a gas natural, pero no sería energía limpia, y reconoció que tendrán que instalar sistemas para capturar la contaminación que produce el combustóleo, superada con el uso de gas natural.

“Necesitamos buen precio, porque lo que necesitamos es tener recursos para tener equipos anti0contaminantes que nos ayuden a preservar el ambiente”, agregó el coordinador de generación termoeléctrica de CFE.

CFE requiere grandes cantidades de combustóleo, gas y carbón. Hasta el 31 de diciembre de 2018, el 72.6% de la capacidad instalada de generación eléctrica se deriva de plantas alimentadas por dichos combustibles, además de que la mayoría del combustóleo se lo compra a Pemex a precios de contado como parte de un contrato a 10 años de acuerdo con su último reporte financiero anual.

 

Lucha contra el azufre

El brazo marítimo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) asegura que limitar las emisiones de óxidos de azufre derivado de la quema de combustóleo que utilizan los buques mejorará la calidad del aire y protegerá el medio ambiente.

Los óxidos de azufre (SOx)  son conocidos por ser perjudiciales para la salud humana, causando síntomas respiratorios y enfermedades de los pulmones. En la atmósfera, los SOx  pueden producir lluvia ácida, que puede a su vez provocar daños en los cultivos, bosques y especies acuáticas, y contribuye además a la acidificación de los océanos.

La OMI estima que con la restricción reducirá significativamente la cantidad de óxidos de azufre que emanan de los buques, “lo que debería tener grandes beneficios tanto para la salud como para el medio ambiente mundiales, especialmente, para las poblaciones que viven cerca de los puertos y costas”.

La medida impactaría a las finanzas de Pemex mientras intenta incrementar su capacidad de refinación,  pues tendrá mayor inventario de combustóleo y una menor demanda.

Lee también: CFE estudia instalar 4 reactores nucleares más en México

 

Siguientes artículos

Alerta sin alarma: qué hacer con el virus porcino de ‘potencial pandémico’ detectado en China
Por

Lo que descubrieron fue un nuevo tipo de gripe que era una mezcla de nuestra gripe humana H1N1 y otra de origen aviar.