Primero definamos, para aquellos que nunca han oído de ello, que es el ChatGPT: GPT significa por sus siglas en inglés Transformador Generativo Pre-entrenado (Generative Pre-trained Transformer), un modelo de procesamiento de lenguaje desarrollado por la empresa estadounidense de inteligencia artificial OpenAI liderada por Elon Musk y Sam Altman. 

El modelo de lenguaje GPT utiliza el aprendizaje profundo o “Deep learning” para producir respuestas similares a las humanas. El aprendizaje profundo es una rama del aprendizaje automático que implica entrenar redes neuronales artificiales para imitar la complejidad del cerebro humano y producir respuestas similares a las humanas. Es como si fuera Google pero en lugar de buscar contenido en la red e indexar u ordenar la información que existe para cuando tu busques algo te muestre lo que hay disponible como lo hace  Googl hoy en día, en su lugar ChatGPT  aprende todo lo que dicen las páginas en la web y a través de inteligencia artificial mantiene una conversación contigo sobre el tema y la mezcla para darte información nueva.

ChatGPT tiene una interfaz sencilla y enfocada en el usuario, lo que en inglés denominaríamos “user friendly” lo que permite a los usuarios interactuar con ella de manera conversacional. 

A la luz de esta nueva tecnología, tanto las empresas como los consumidores han mostrado un gran interés en cómo una innovación de este tipo podría revolucionar las estrategias de marketing y las experiencias de los clientes. 

Lo que diferencia a ChatGPT de otros robots conversacionales, es el tamaño de su conjunto de datos. Los chatbots generalmente se entrenan en un conjunto de datos más pequeño de una manera basada en reglas diseñadas para responder preguntas específicas y realizar ciertas tareas. ChatGPT, por otro lado, está entrenado en un gran conjunto de datos (175 mil millones de parámetros y 570 gigabytes) y puede realizar una variedad de tareas en diferentes campos e industrias. 570 GB equivalen a más de 385 millones de páginas en Microsoft Word.

Dada la cantidad de datos, ChatGPT puede realizar diferentes actividades relacionadas con el idioma, que incluyen responder preguntas en diferentes campos y sectores, brindar respuestas en diferentes idiomas y generar contenido. De hecho, ya se está convirtiendo en un dolor de cabeza para los profesores ya que el alumno ya no tiene que pensar nada, solo pedir lo que requiere desarrollar para obtenerlo.

Si bien ChatGPT puede ser una gran herramienta para los especialistas en marketing, es importante comprender las posibilidades y expectativas realistas de la misma para obtener el máximo valor de ella.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

En su forma actual, ChatGPT no puede reemplazar el factor humano en el marketing, pero podría respaldar la creación de contenido, mejorar el servicio al cliente, automatizar tareas repetitivas y respaldar el análisis de datos. Los especialistas en marketing pueden usar ChatGPT para mejorar el contenido existente usándolo para editar el trabajo escrito, hacer sugerencias, resumir ideas y mejorar la legibilidad general de los textos redactados o ”copys”. Además, ChatGPT puede mejorar la estrategia de optimización de motores de búsqueda al examinar etiquetas y palabras clave ideales.

Adicional a lo anterior, las empresas pueden capacitar a ChatGPT para responder a las preguntas frecuentes e interactuar con los clientes en una conversación similar a la humana. En lugar de reemplazar el factor humano, ChatGPT podría brindar atención al cliente las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Esto podría optimizar los recursos comerciales y mejorar los procesos internos al dejar las tareas sensibles y de alto impacto a los humanos. ChatGPT también se puede capacitar en diferentes idiomas, lo que mejora aún más la experiencia y la satisfacción del cliente.

Los especialistas en marketing dedican una cantidad significativa de su tiempo a tareas repetitivas, como lo son enviar correos electrónicos y crear publicaciones en las redes sociales. Si bien parte de ese desafío se ha abordado con el software de gestión de relaciones con los clientes o CRM, ChatGPT puede mejorar esto al proporcionar una capa adicional de personalización a través de la generación de contenido creativo.

Además, ChatGPT puede ser útil en otras tareas, como descripciones de productos. Con acceso a una gran cantidad de datos, ChatGPT podría actualizar y ajustar con frecuencia las descripciones de los productos, lo que permitiría a los especialistas en marketing concentrarse en tareas de mayor impacto.

Si bien ChatGPT tiene el potencial de mejorar la efectividad del marketing, las empresas solo deben usar la tecnología como una herramienta para ayudar a los humanos, no para reemplazarlos. ChatGPT podría proporcionar contenido creativo y apoyar la ideación de contenido. Sin embargo, el factor humano sigue siendo esencial para examinar los resultados y crear mensajes de marketing que sean coherentes con la estrategia y la visión de negocios de una empresa.

Una empresa que no tiene una estrategia de marketing sólida antes de integrar ChatGPT permanece en desventaja competitiva. Sin embargo, con estrategias y planes de marketing adecuados, ChatGPT podría mejorar y respaldar de manera efectiva los procesos de marketing existentes.

Suscríbete a Forbes México 

Contacto:

Twitter: @CesarEnriquez

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

SMR: el renacimiento de la energía nuclear
Por

¿Qué son los Reactores Nucleares Modulares Escalables (SMR)? ¿Qué ventajas ofrecen? ¿por qué son clave para combatir el...