Por Óscar González 

China encontró en Latinoamérica un semillero de talentos capaz de desarrollar, desde mano de obra súper calificada y proyectos de negocios, hasta emprendimientos con impacto global.

Por ello, en los próximos meses comenzará a apoyar emprendimientos mediante la recientemente creada Asociación Sino-Latinoamericana de Educación para la Iniciativa Empresarial y Creación de Emprendedores.

El interés del país asiático surgió porque esta región produce tanto materias primas como talento humano, útiles para su mercado. La asociación, que abarcará cualquier rama o sector del Istmo, es auspiciada por la Universidad de Economía y Negocios Internacionales (UIBE) de Beijing, además de que está patrocinada por el Ministerio de Educación y por el Ministerio de Comercio de China.

PUBLICIDAD

Operará mediante una plataforma de innovación y emprendimiento con programas de capital semilla y startups, en la que ofrecerá financiamiento proveniente de la universidad, explica Wen Jun, subdirectora de la institución educativa.

Los primeros interesados en recibir apoyo deberán tener visión global, pero también algunas peculiaridades locales, de modo que satisfagan las necesidades económicas, comerciales y de servicios del Istmo.

Puedes leer: Easy Taxi dejará de operar en Panamá a finales de año

Esta iniciativa muestra que la cooperación china en América Latina “no es una coincidencia ni una ocurrencia”, explica Irais Barreto, especialista en internacionalización de la educación superior en América Latina. Pero, a la par de los apoyos relacionados con el emprendimiento, la UIBE quiere fortalecer la parte educativa y su relación con universidades de la región.

En Latinoamérica ya tienen un convenio firmado con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y, en otras regiones, con la Universidad de Stanford, en Estados Unidos; la Universidad de Israel; la Universidad Meiji, en Japón, y la Universidad Nacional de Busan, en Corea del Sur.

Para Ángel Flores, especialista en educación superior y relaciones internacionales, con estas iniciativas académicas se evita “o, por lo menos, se maquilla” la llamada fuga de cerebros, a través de la creación de redes globales de académicos, investigadores y talento altamente calificados.

Barreto opina que de este modo China tendrá productores, consumidores y cadenas de conocimiento, lo que difícilmente se da en otras regiones, como, por ejemplo, África.

“No es lo mismo cuando [los extranjeros] sólo llegan a montar una empresa, que cuando se vinculan con una institución de educación superior. Ahí se generan otros tipos de vínculos que, a la larga, pueden ser más profundos. Eso también puede ser entendido como la estrategia de China para posicionarse en Latam y el Caribe, a través de inversión extranjera directa”, ahonda

 

Siguientes artículos

Norteamérica concentra la producción de plástico más barata del mundo
Por

Asia domina actualmente la producción de plástico (49%), seguida de Europa (19%) y Norteamérica (18%).