Un incremento de las ventas de los legendarios puros cubanos en China llevó a un alza de un 12% de los ingresos globales de Habanos S.A., a un récord cercano a 500 millones de dólares el año pasado, dijo la compañía al inicio de un festival anual del tabaco en la isla caribeña.

Habanos S.A., una empresa conjunta a partes iguales entre el Estado cubano y la británica Imperial Brands Plc, dijo que sus ventas en China treparon un 33% en valor en el 2017. El gigante asiático es el tercer mercado de exportaciones de la empresa, después de España y Francia, señaló la agencia Reuters.

“Sin duda hay potencial para que China en el futuro se convierta en el primer mercado a nivel mundial”, dijo a Reuters el vicepresidente de desarrollo de Habanos, José María López, después de la conferencia de prensa anual de la firma.

Los habanos del monopolio estatal, que elabora marcas como Cohiba, Montecristo y Partagas, son considerados por muchos como los mejores del mundo y el festival atrae a aficionados al tabaco adinerados y a minoristas de todo el mundo para participar de una semana de fiestas extravagantes y recorridos por las plantaciones y las fábricas.

PUBLICIDAD

López dijo que el crecimiento de las ventas globales de habanos cubanos superó el año pasado al del mercado de los bienes de lujo, que se expandió un 5%, según cifras de la consultora Bain & Co. Él estimó que la expansión se debió a varias cosechas buenas de tabaco y a nuevos productos.

El ejecutivo dijo que el panorama también es positivo, dada la sólida demanda y las condiciones climáticas “excelentes”. El huracán Irma, que provocó estragos en gran parte de Cuba el año pasado, dejó casi intacto al occidental estado de Pinar del Río, la principal región productora de tabaco.

Los habanos son una de las principales exportaciones de la economía cubana, sin embargo, la isla caribeña no puede vender sus tradicionales productos en Estados Unidos, el mayor mercado de puros del mundo, debido a un embargo comercial de varias décadas.

Las relaciones entre Washington y La Habana mejoraron durante el mandato del expresidente estadounidense Barack Obama, lo que impulsó un auge de los viajes a Cuba y de las ventas de habanos en la isla, debido a que los turistas estadounidenses tenían permitido llevarlos a su país.

López dijo que la política más hostil del actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no parece haber golpeado a las ventas hasta el momento. Los ingresos domésticos crecieron cerca de un 15% el año pasado.

“Confiamos que, a pesar de las medidas de Trump, el mercado cubano continuará creciendo en el 2018”, afirmó.

 

Siguientes artículos

economía-crecimiento-manufactura
Grupo Mega quiere llegar a 12,000 mdp para financiar más Pymes
Por

La financiera independiente mexicana, se unión a la empresa alemana DEG, con lo cual busca conseguir 12,000 mdp en cinco...