Reuters.- China no se quedó con los brazos cruzados y rápidamente contestó a los planes del gobierno de Donald Trump para imponer aranceles a productos chinos por valor de 50,000 millones de dólares, aprobando una lista de gravámenes similares a importaciones estadounidenses claves como soja, aviones, autos, carne y productos químicos.

La rapidez con la que está escalando el pulso entre Washington y Pekín -China tardó menos de 11 horas en responder con las mismas medidas- provocó una abrupta liquidación de los mercados bursátiles y de materias primas globales.

Trump negó que estas represalias equivalgan a una guerra comercial entre las dos mayores superpotencias económicas mundiales. “No estamos en una guerra comercial con China, esa guerra fue perdida hace muchos años por las personas tontas, o incompetentes, que representaban a Estados Unidos”, tuiteó el mandatario temprano el miércoles.

No obstante, los inversionistas se preguntan hasta dónde podría escalar una de las peores disputas comerciales en años.

“Se daba por hecho que China no respondería de manera muy agresiva y evitaría una escalada de las tensiones. La respuesta de China es una sorpresa para algunas personas”, dijo Julian Evans-Pritchard, analista de Capital Economics, destacando que ninguna de las partes ha pedido aún la entrada en vigor de los aranceles.

Entre los productos de fabricación estadounidense que podrían ser gravados con tarifas por China destacan los autos eléctricos de Tesla, los modelos Lincoln de Ford, los aviones Gulfstream de General Dynamics y el güisqui Jack Daniel’s de Brown-Forman Corp, según indicó la lista de Pekín.

A diferencia del listado de Washington, que fue completado con muchos productos industriales menos conocidos, el de China incluye exportaciones referenciales estadounidenses, como la soja, la carne de vacuno congelada, el algodón y otras materias primas agrícolas procedentes de estados como Iowa o Texas, que votaron por Trump en la elección presidencial de 2016.

Aunque Washington apuntó contra productos que se benefician de la política industrial china, incluida su iniciativa “Hecho en China 2025” para reemplazar las importaciones tecnológicas avanzadas con productos locales en industrias estratégicas como la Tecnología de la Información y la robótica, Pekín parece buscar un daño político.

Por ejemplo, el tabaco y el güisqui aparecen en la lista de Pekín y son producidos en Kentucky, patria chica del líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell.

“Es más un juego de riesgos calculados, dejando claro cuál sería el costo, con la esperanza de que ambas partes puedan llegar a un acuerdo y no llegue a aplicarse ninguno de estos aranceles”, comentó Evans-Pritchard.

Además, el Ministerio de Comercio de China anunció este miércoles el inicio de un procedimiento de disputa por el artículo 301 en la Organización Mundial del Comercio (OMC) para que investigue los aranceles de Estados Unidos, en medio de una creciente disputa comercial entre las dos mayores economías mundiales.

 

Impacto en los mercados

La lista de Pekín de aranceles del 25% a productos estadounidenses cubre 106 bienes con un valor comercial que iguala los 50.000 millones de dólares de la lista de Washington, dijeron los ministerios de Comercio y Finanzas chinos.

La fecha efectiva de su entrada en vigor depende de cuándo empiecen a aplicarse las medidas estadounidenses.

“Esto cambia realmente el juego y aleja la disputa comercial del simbolismo, con medidas que dañarían realmente las exportaciones agrícolas de Estados Unidos”, comentó Carsten Fritsch, analista del Commerzbank.

El listado chino incluye al sector de la aviación, afectando probablemente a modelos antiguos como el 737 de fuselaje estrecho de Boeing Co, pero no otros más nuevos como el 737 MAX o sus aparatos más grandes.

El anuncio de Pekín provocó fuertes ventas en los mercados financieros globales, con un desplome del 1.5% en los futuros de los mercados bursátiles en Estados Unidos y de casi el 5% en los de la soja en el mismo país, en camino a su mayor caída desde julio de 2016.

Al cierre de los mercados asiáticos, las acciones chinas cedieron ganancias tempranas y concluyeron con una leve caída la sesión del miércoles, ya que los inversionistas redujeron su exposición antes de la festividad local del Día de los Muertos y se preparaban para las represalias de Pekín a los aranceles estadounidenses.

Si bien hubo cierta inquietud persistente entre los inversionistas, la mayoría considera que las medidas de Estados Unidos tendrán un impacto insignificante en el crecimiento, y esperan que se evite una guerra comercial total mediante negociaciones.

Tanto el índice referencial de acciones favoritas CSI300 como el compuesto de Shanghái perdieron un 0.2%, a 3,854.86 y a 3,131.11 unidades, respectivamente.

 

Grupo industrial de EU se queja de aranceles

La decisión china de imponer aranceles a las importaciones de soja estadounidense es “lamentable” y “no solucionará el desequilibrio comercial”, dijo el miércoles el director para China del Consejo Exportador de Soja de Estados Unidos.

Los futuros de la soja en Estados Unidos cayeron más de un 5% tras el anuncio. Un operador del sector con sede en Pekín aseguró que hay una preocupación creciente sobre la cancelación de cargamentos previamente adquiridos por el mayor comprador mundial de la semilla oleaginosa.

La soja, la principal exportación agrícola de Estados Unidos a China, es uno de los 106 productos sobre los que Pekín planea imponer un gravamen adicional del 25%.

Después de Brasil, Estados Unidos es el segundo mayor proveedor de soja a China, el mayor consumidor mundial de la semilla.

La decisión era esperada por la industria de la soja estadounidense, dijo a Reuters el director para China del Consejo Exportador de Soja de Estados Unidos, Zhang Xiaoping, a pesar de que la institución que representa lo hizo “todo” para evitarla.

China podría comprar aún soja estadounidense a pesar del arancel adicional si el mercado lo necesita, agregó Zhang, quien señaló que recibió llamadas de clientes preocupados por las tarifas aplicadas a cargamentos que no han sido enviados aún.

La fecha efectiva en que entrarán en vigor las medidas no fueron anunciadas, pero el Ministerio de Finanzas chino aseguró que depende de los aranceles que aprobará Washington.

 

Siguientes artículos

El gobierno perdió 1,200 mdp en impuestos a gasolinas durante febrero
Por

La recaudación del gobierno por combustibles hila dos meses con descensos en lo que va del año.