El avance del país asiático en su plan de integración con el mundo no se detiene, y en esa ruta hoy está México como área clave de Norteamérica. Los tiempos en que los dos países competían por ser el mayor introductor de manufactura a Estados Unidos podrían acercarse a su fin.

 

La edición noviembre-diciembre de Forbes México ya está en circulación y, además de ofrecerle a nuestros lectores una entrevista exclusiva con Steve Ballmer, ex CEO de Microsoft, sobre su vida después de respirar a la sombra de Bill Gates durante décadas, y otra con Jerry Yang, sobre el error que cometió Yahoo al no entender hacia dónde se movían los negocios y sacarlo de la empresa que ayudó a fundar, aborda con tres historias de negocios la relación México-China.

La decisión del gobierno mexicano de dar marcha atrás a la contratación del consorcio que se haría cargo en primera instancia de la construcción del Tren México-Querétaro, encabezado por la fabricante de trenes China Railway Construction Corporation (CRCC), fue un tropiezo de grandes dimensiones y que aún dará mucho de qué hablar (por las inversiones que involucra el proyecto, más de 50,000 millones de pesos, y por las repercusiones diplomáticas al ser el gobierno mexicano el contratante y el gobierno chino el mayor accionista de esta compañía).

Pero el avance del país asiático en su plan de integración con el mundo no se detiene, y en esa ruta hoy está México como área clave de Norteamérica.

Los tiempos en que México y China competían por ser el mayor introductor de manufactura a Estados Unidos podrían acercarse a su fin. México tiene mejor ubicación geográfica, mientras que China ha elevado los salarios y por tanto costos de producción, pero sobre todo porque las prioridades del país asiático han cambiado desde que dispone de recursos abundantes para invertir fuera de China.

A ello responde que Forbes México haya viajado a esa nación. En particular, nos pareció pertinente ir de la mano de tres empresas: China Railway Construction Corporation (CRCC), Huawei y Lenovo. Principalmente porque esas marcas son embajadoras de esa nación en todo el planeta.

La primera es la que construyó el tren de alta velocidad que une Shanghai con Beijing en cinco horas, más de 1,500 kilómetros de tecnología de punta que transforman el horizonte y unen la vida rural con las grandes metrópolis. Sus directivos nos abrieron las puertas y nos explicaron sus planes para conquistar México y América Latina.

Huawei, considerada la primera marca china global por Interbrand, ha logrado posicionarse en la mente de los consumidores de teléfonos celulares y es una de las principales proveedoras de tecnología para la comunicación que conecta a la humanidad. Sus líderes en América Latina nos hablan de su estrategia de negocios y por qué tienen a México iluminado en su radar, luego de los obstáculos que encuentran en Estados Unidos para desplegar sus redes.

Asimismo, estuvimos en el corazón de Lenovo en Beijing para conocer el origen de esta empresa que recientemente anunció la compra de Motorola Mobility y que poco a poco se ha hecho de patentes y alianzas en toda la región, consolidándose como la líder en venta de computadoras.

El tropiezo del tren ilustra la necesidad de que ambos país mejoren la regulación que aplican sus compañías –en el caso de México para evitar los conflictos de interés en la contratación de obra pública y en el caso de China para incluir criterios de integridad corporativa y capacidad financiera de las empresas con las que se alían en el extranjero.

De lo que no hay duda es que los mexicanos necesitamos actualizar nuestra imagen de China: más que solo una fábrica de piratería, es el centro emergente de poder económico del mundo. Los invitamos a profundizar en el tema a través de algunas historias de negocios que escuchamos en los cuarteles generales de los protagonistas.

Los editores

 Portada de la Edición de Noviembre.

 

Siguientes artículos

Letras y dinero: los libros con los secretos de los millonarios
Por

En los últimos 10 años, James Patterson, el escritor de thrillers de 67 años ha ganado un estimado de 680 millones de dó...