Funcionarios del gobierno chino no entregaron detalles sobre cómo el Gobierno ajustaría sus políticas, y sólo refirieron que se producirían algunos “ajustes de precisión” preventivos.

Reuters

China llevará a cabo nuevos cambios específicos a sus políticas para impulsar la economía del gigante asiático, dijo el viernes el primer ministro Li Keqiang, al destacar que el país necesita realizar “un gran esfuerzo” para fomentar el crecimiento económico.

PUBLICIDAD

En una reunión de funcionarios del Gobierno para discutir la desaceleración de la actividad económica de China, Li dijo que el país necesita fortalecer las bases de crecimiento de su economía, dadas las complejidades en el entorno interno y externo.

Li no entregó detalles sobre cómo el Gobierno ajustaría sus políticas, y sólo refirió que se producirían algunos “ajustes de precisión” preventivos.

El banco central de China ha reducido en el pasado las tasas de interés o la cantidad de reservas que los bancos deben mantener tras las promesas del gobierno de “ajustar” las políticas o ajustarlas de manera específica, aunque las reducciones a menudo vienen con demoras.

Li no hizo comentarios sobre el mercado de acciones de China, que ha sufrido un colapso en las últimas dos semanas en momentos en que nerviosos inversores se despojaron de sus tenencias para escapar de una ola vendedora.

Las medidas adoptadas por el Gobierno chino para frenar la ola vendedora ayudaron en la recuperación de las acciones el jueves y viernes, aunque las autoridades ahora enfrentan críticas por su severa intervención en el mercado.

Los críticos sostienen que las medidas adoptadas, que incluyeron impedir que las compañías estatales vendan sus acciones, se producen en medio de las promesas del Gobierno de reorientar a la segunda economía del mundo hacia un ente impulsado por el mercado.

Li no hizo referencia a los esfuerzos del Gobierno por frenar la caída de los precios de las acciones, y en cambio prometió elevar la transparencia de los mercados de monedas y capital de China.

“No tomamos a la ligera los riesgos y desafíos al crecimiento. Tenemos la habilidad y confianza de que evitaremos riesgos regionales sistémicos y mantendremos el crecimiento de la economía dentro de un rango razonable”, sostuvo.

China prevé publicar el 15 de julio su reporte de crecimiento económico para el segundo trimestre, y analistas encuestados por Reuters esperan que la actividad se haya ralentizado levemente a 6.9%, desde 7%  en los tres meses anteriores.

 

Más importaciones de cobre

China compraría más cobre de los mercados globales en los próximos meses después de que el desplome de las acciones en Shanghái hizo que los futuros del cobre en Londres bajaran a mínimos en seis años, haciendo que los precios resulten más atractivos para los importadores.

El diferencial de precios más atractivo en años entre Londres y Shanghái ya ha dado pie a compras que aliviarán la irregularidad del suministro en el mercado local chino y que podrían poner un piso bajo el cobre en la Bolsa de Metales de Londres en la medida en que se reducen las existencias globales.

China es el mayor consumidor y productor de cobre refinado para uso en redes eléctricas y en construcción, así como en piezas de bienes de consumo, como refrigeradores y equipos de aire acondicionado.

Pero el país usa más cobre del que produce y debe importar el resto.

El cobre tocó esta semana su nivel más débil desde 2009 tanto en Londres como en Shanghái, con declives de un 17 y un 15 por ciento en lo que va del año, respectivamente, para luego recuperarse a 5.596 dólares por toneladas y 40.360 yuanes por tonelada el viernes.

 

Siguientes artículos

bmv
Mercados abren al alza ante posible acuerdo de Grecia
Por

El peso mexicano se apreciaba el viernes y tocaba su mejor nivel en una semana, impulsado por el optimismo de los invers...