Notimex.- El gobierno chino pidió a las empresas comerciales y a los procesadores de alimentos aumentar las existencias de cereales y semillas oleaginosas, ante la preocupación por las líneas de suministro mundial generada por una posible segunda oleada de COVID-19 y por el empeoramiento de las tasas de infección en otros lugares.

De acuerdo con fuentes comerciales, en los últimos días el ministerio de Comercio de China instó, tanto a los comerciantes de granos estatales y privados como a los productores de alimentos a adquirir mayores volúmenes de soja, aceite de soja y maíz.

“Existe la posibilidad de una interrupción en los canales de distribución debido a las infecciones por COVID-19. Por ejemplo, un puerto de origen o de destino podría cerrar”, explicó un alto representante del comercio en una de las principales empresas procesadoras de alimentos de China.

El ejecutivo indicó que la semana pasada sostuvo una llamada con las autoridades en la que se les aconsejó aumentar las existencias y mantener los suministros más altos de lo habitual, pues las cosas no se ven bien en Brasil, principal proveedor de soja de China y un importante exportador de carne, que ha rebasado el número de contagios de España e Italia.

Otro fuente cercana a quien asistió a una de las reuniones aseguró que el Ministerio de Comercio de China se reunió con algunas compañías estatales el martes para discutir cómo garantizar los suministros durante la pandemia.

“Una de las principales preocupaciones es cómo la epidemia en Sudamérica podría afectar los suministros (de legumbres) a China”, expresó.

No obstante, el Ministerio de Comercio de China no ha emitido una postura oficial al respecto.

 

Siguientes artículos

reforma
Pemex suma 1,048 casos de COVID-19 y 135 decesos
Por

Según la empresa, 422 casos positivos fueron dados de alta, 308 continúan en aislamiento domiciliario, 153 en hospitaliz...