China sigue con sus planes de internacionalizar a su divisa, el yuan. Para lograrlo, busca que su moneda esté respaldada por reservas de oro físico. Lo que sigue es que Beijing tratará de desplazar a Londres y Nueva York como las capitales globales del comercio del metal dorado para tener una influencia mayor en el establecimiento de sus precios.

 

Los amables lectores de este blog están informados acerca de los planes de China de internacionalizar a su divisa –el yuan–, y que para hacerlo, quieren que esté ampliamente respaldada por reservas de oro físico. Asimismo, que en los planes futuros de Beijing está el de desplazar a Londres y Nueva York como las capitales globales del comercio del metal –el dinero real– para tener una influencia mayor en el establecimiento de sus precios. No por nada Reuters publicó el viernes que lanzarán su propio “gold fix” (precio referencial del oro) este mismo año.

PUBLICIDAD

Y es que la sombra de la manipulación de las cotizaciones de los metales preciosos monetarios ha estado presente por décadas. Los chinos lo saben de sobra. Sin embargo, no tienen ninguna prisa por acabar con el precio deprimido que mantienen las potencias occidentales, en especial, Estados Unidos y Reino Unido. Esto porque, gracias a ello, la descomunal demanda física de oro de los chinos pasa más desapercibida, y además, porque le permite a sus ciudadanos adquirir gran valor a precios de ganga. Pese a ello, las limitadas existencias materiales de oro, hacen imperativo que China se prepare para el momento en el cual la capacidad de deprimir los precios de los bancos centrales de Occidente se vea limitada. Para entonces, Asia habrá absorbido la absoluta mayoría del oro disponible en el planeta.

Fuentes de Reuters informaron que este nuevo referencial chino estará denominado en yuanes –o renminbi (RMB) como también se le denomina– y que se derivará de transacciones de contratos de 1 kilogramo en la Bolsa de Oro de Shanghái (SGE, por sus siglas en inglés). Como es obvio, la presión que ya existe sobre el viejo “fix” del oro de Londres aumentará. Hasta hoy, ese fix es el principal precio usado para contratos entre productores, refinadores y bancos centrales. Justo por eso, dijo la fuente, en el “dragón” asiático necesitan un referencial propio que sería “complementario al oro-fix de Londres denominado en dólares”.

Claro está que para la plena internacionalización del nuevo referencial áureo –cuyo nombre formal no ha sido todavía revelado– seguirá haciendo falta una libre convertibilidad del yuan, que apenas está en proceso. Aun así, como aquí le informamos en septiembre, la SGE abrió ya una división internacional en la Zona de Libre Comercio (ZLC) de esa ciudad. Shen Gang, viceadministrador general de la bolsa, fue claro al señalar en su momento que el Banco Popular (central) de China les había “encargado la misión de explorar maneras de impulsar el uso del yuan en el mundo”. No hace falta decir que cada paso que avance el RMB es uno que retrocede el dólar como divisa de reserva.

No por nada la intención china es la de que su próximo fix del oro sea más transparente y, a diferencia del centenario referencial londinense, nazca siendo por completo electrónico y claro. Pese a ello, hay cierto escepticismo natural en la comunidad de metales preciosos, que debe cuidarse de no caer en el error de subestimar a los chinos, que no pararán hasta que su fix sea el predominante.

En este contexto, otras regiones del continente asiático están haciendo esfuerzos al respecto. Por ejemplo, el CME Group lanzó un contrato de futuros liquidable en oro físico en Hong Kong a principios de año y en Singapur hicieron lo propio con un contrato de 25 kilogramos.

Por si fuera poco, hace un mes, la Asociación del Mercado de Lingotes de Londres, (LBMA, por sus siglas en inglés) informó que había bancos chinos “muy interesados” en participar en el remplazo del London Gold Fix: el nuevo LBMA Gold Price. Por cierto, este nuevo referencial británico empezará a funcionar el 20 de marzo próximo. Los precios se “fijarán” como hasta ahora: dos veces al día, a las 10:30 y 15:00 hrs. (hora de Londres) en tres divisas: dólares estadounidenses, euros y libras esterlinas.

Como podrá darse cuenta, para Beijing el oro es un asunto de seguridad nacional financiera y de poder. No sólo tendrán influencia en el centenario fix de Londres, sino que además –con la llegada de su propio referencial– se preparan para ese momento en el que se convertirán en la potencia dominante en este siglo, de la mano del rey de los metales.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @memobarba

Facebook: Inteligencia Financiera Global

Blog: Inteligencia Financiera Global

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

 

Siguientes artículos

5 razones para tener una cuenta bancaria
Por

Nunca es tarde para empezar con tu educación financiera, descubre 5 motivos para abrir una cuenta bancaria.