Funcionarios del gobierno dijeron que el país se apegará a una política monetaria prudente y a una política fiscal proactiva, al tiempo que se continuará impulsando las reformas con el propósito de llevar a la economía a un crecimiento más sustentable.

 

Reuters

PEKIN – Los líderes de China se comprometieron a mantener políticas económicas estables para lograr un crecimiento económico razonable en el 2014, continuando al mismo tiempo con reformas, según las conclusiones de una reunión a puertas cerradas, reportó el viernes una radio estatal.

PUBLICIDAD

Los máximos líderes han revelado una audaz agenda para la próxima década, en momentos en que intentan conducir a la segunda mayor economía mundial hacia un crecimiento más sustentable tras tres décadas de una vertiginosa expansión.

China se apegará a una política monetaria prudente y a una política fiscal proactiva, agregó el reporte, que cita un comunicado emitido tras la Conferencia de Trabajo Económico Central, que reúne a los principales líderes del partido, ministros del Gobierno y funcionarios provinciales.

“Conservaremos la estabilidad y continuidad en las políticas macroeconómicas. Mantendremos un crecimiento apropiado en el Producto Interno Bruto”, agregó.

No se anunció un objetivo para el crecimiento del PIB de 2014. Las metas anuales para el crecimiento económico, la inflación, la inversión y la oferta monetaria serán divulgadas en marzo.

Centros de estudios del Gobierno, que realizan propuestas sobre política, han estado divididos sobre si la meta de crecimiento debería ser reducida a un 7% en el 2014, desde el 7.5% de este año.

El mes pasado, el primer ministro, Li Keqiang, aseguró que se necesitaba una expansión del 7.2% para controlar el desempleo y el lunes el oficial China Securities Journal dijo que el Gobierno probablemente mantendría su objetivo del 7.5%.

El mercado espera que la economía del gigante asiático se expanda a una tasa anual de un 7.6% a un 7.7% en 2013. La expectativa está cerca de los niveles más débiles vistos desde la crisis asiática, a fines de la década de 1990.

En el encuentro, encabezado por el presidente Xi Jinping, se hizo un llamado a mantener un crecimiento razonable en el crédito y en el financiamiento social durante el próximo año, y a impulsar paralelamente reformas en las tasas de interés y en el tipo de cambio.

El Gobierno controlaría la deuda de los Gobiernos locales y que tomaría medidas para resolver los problemas de sobrecapacidad, sin conocerse más detalles.

Los líderes chinos se han comprometido a llevar a la economía a reducir su dependencia de las inversiones y de las exportaciones para que tenga una mayor orientación hacia el consumo, los servicios y la innovación.

El Gobierno chino quiere fijar planes de reforma específicos para el año próximo luego de que el mes pasado el Partido Comunista reveló planes de radicales cambios sociales y económicos, incluyendo la política de un solo hijo del país y la liberalización de los mercados financieros.

Las cúpulas directivas han decidido establecer un grupo líder central de alto nivel para las reformas. La radio estatal dijo que todos los Gobiernos locales establecerían organismos similares para dirigir los cambios.

 

Siguientes artículos

Wall Street abre con ligeras ganancias
Por

El índice Dow Jones avanzaba un 0.16%, S&P un 0.24% y Nasdaq un 0.43%.   Reuters NUEVA YORK- Las acciones abrie...